Dic29

Apareciste y tornaste sangre en café

Apareciste de la nada, exigiéndolo todo. Apareciste a medio anochecer con tus juegos de azar, tus cuerdas en mi piel, tus manos sujetando bien mi cuello… Me tiré de cabeza a esa luna tan caliente, tan ardiente, tan fuera de lugar. Tu locura era mi estación preferida y yo decidí follármela, me dejé llevar por el rastro de tu piel desnuda, se me hizo la espera eterna entre tragos de saliva y camisas de fuerza. Apareciste y con las...

Leer más
Dic15

Cierra la puerta que se escapa el no amor

Ven, ahora que el frío cala los huesos. Ven, ahora que la primavera se ha tomado un descanso. Ven, ahora que al espacio le sobra tiempo y le sobra tiempo al espacio. Despacio, con la impaciencia mirándonos de frente, a lo lejos de la comisura de tus labios. Ven, que está por fin lloviendo y el cielo se manifiesta ante nosotros. Ahora que las gotas han dejado de ser cristales rotos que se adhieren a mi piel. Vente, que sea nuestro...

Leer más
Dic04

As de corazones

Caminaba fastidiada por su mala suerte, asfixiada por la presión, exiliada hasta quedarse sin suspiros, los iba soltando como si fuera la ultima vez que podía ensanchar sus pulmones con el aire que regala Madre Tierra. Sollozaba rabiosa por cada minuto de sufrimiento que la vida le había mostrado. Cuando creía que veía su camino, un largo río se cruzaba ante ella y andaba pasito a pasito con la lluvia mojando sus mejillas, lluvia que...

Leer más
Nov24

Introvertidamente suya

Hace tiempo que me perdí en tu sonrisa, que me olvidé de quién era yo misma, que salté al vacío en picado cuando tus labios eran el abismo que le faltaba a mis días. Hace tiempo que voy tirándome sin paracaídas, que la adrenalina es la parte de la manzana prohibida, que me comí sin saberlo, me acostumbré a morir cada noche cuando la luna me miraba y me soplaba los versos que tenía pendientes para mí. Le vendí mi amor a las camas que...

Leer más
Oct27

Y si lo puedes controlar no es amor

Aquí estoy de nuevo, tan sola y tan acompañada de esta soledad traviesa que se mete por todos los poros de mi piel, escribiéndole a nadie y a todos, andando distraída sobre pasos firmes, tropezando, saltando muros de piedra. Sintiéndome torpe con estas letras que acribillan mi cerebro, que ponen en guardia a mi corazón. Recordando sus labios, todas las marcas que dejaron sus dedos en mi cuerpo, frágil, podrido, consumido como un...

Leer más