Mar01

Vidas infinitas

A veces tengo la soga al cuello me encuentro entre la pared y una espada que yo mismo sujeto. A veces voy vagando por las calles huyendo de mí mismo en una evasión que nunca se completa. Por eso simplemente necesito algo que lo borre todo y me haga querer seguir. Y así teniendo vidas infinitas dentro de la mía propia aprieto el gatillo. Siempre hay tiempo para otra...

Leer más
Jul25

NO ES PORQUE NO TE QUIERA

  No es porque no te quiera ni por los días solemnes que he pasado sin ti es porque quererte incendia y los rescatistas me han abandonado antes del accidente.   Es porque eres fuego y yo, cenizas.   Es porque eres voz de canto y yo, un templo vacío.   Es porque si no te digo adiós voy a estar queriéndote toda la vida y he sobrevivido  a más de siete mil setecientos días como para matarme en un beso.   Es...

Leer más
May07

Tú rondando en mi cabeza

Tú sabor en mi boca,  El sonido de nuestros cuerpos ruidosos. Mi cabeza saturada con tus “te pienso” Me bloqueo. Con un sólo lugar dónde quiero estar: TÚ. Así que qué más da Si escribo desde lo más profundo de una cueva,  desde la parte más alta de un granero,  desde mi coche aparcado en cualquier callejón, desde mi cama, deshecha, desde detrás de un arbusto, desde las ramas de un árbol, desde lo más profundo de un agujero...

Leer más
Abr01

El amor de un fantasma

Cuando estaba vivo te quería como el pájaro a las ramas y ahora que estoy muerto te quiero como la niebla a los fantasmas. Tengo que confesar que la eternidad se hace dura sin ti, vago por pasillos con telarañas, duermo en camas sin sábanas, y nadie enciende la chimenea ni me invita a café con pastas, ocupados todos como están en pagar los cómodos plazos de la hipoteca mientras tiran el amor por las cloacas y atesoran miserias. La...

Leer más
Mar25

El melancólico se enamora

No tengo nada que ofrecerte, ten en cuenta que nací en una nube un día de tormenta, cuando los cielos tenían pena de sí mismos y compensaban pérdidas de sol con rayos, truenos y centellas. Luego la vida me puso en mi sitio y averigüé que todos mis silencios se interpretaban como ofensas y que mis palabras convocaban fantasmas los días de fiesta. Entonces me hice un ovillo y aprendí a camuflarme en los sueños donde siempre era lo...

Leer más