Mar10

Concurso marzo

        Échate unas risas, Gloria No hay nada que escribir no sepa Esta madrileña imponente Que tiene voz de cazallera Y corazón absorbente No hay niño que no se ría De sus versos enlazados Y mayor que no recuerde Sus tiempos inocentes Desde el perro ladra Al gato maúlla Y la araña chilla La muy capulla Le sienta la corbata que ni pintada Rojas, amarillas o moradas Y ese corte de pelo cortado Con el flequillo a un...

Leer más
Mar04

Saluda

      Y que el universo siempre nos recuerde que somos mortales, débiles y jodidamente humanos. No hay parangón en este sistema solar, seguro que no. Ni en los sistemas solares colindantes. Seguro que en algún lugar de este jodido universo hay alguien que en este momento está tumbado, tomando lo que quiera que se tome en su planeta, partiéndose el culo, o lo que quiera que tengan en esa parte, mirándonos y observándonos...

Leer más
Feb10

Taxi (3ª parte)

        Estrenaban ¿Quién le teme a Virginia Woolf? No sabía realmente la hora de la película, pero mis deseos de pasar un sábado inolvidable consiguieron que llegase a apenas 15 minutos del comienzo. Adquirí la entrada y saqué la cajetilla de tabaco del bolso. Era todo un arte, al menos para mí. Sacar lentamente el cigarrillo, abrir ligeramente los labios. Cerrarlos lo suficiente para que no se escape, pero no tan...

Leer más
Feb04

Sobrevivientes – Un microrrelato de Marina de Pablo

          No soy mejor que ella pero tampoco soy peor, nadamos en un mismo mar, alterado, revuelto, que no te deja ver más que la superficie. Pero recuerda, y quiero que se te quede bien grabado en la piel, que yo fui la primera persona que sobrevivió a tus besos. Quisiste atraparme con el fuego que emanaba de unos labios siempre sedientos y no me quemé. Salí más fuerte si cabe, incluso cuando hacías trampas y...

Leer más
Ene22

Taxi (2)

          Llamé al servicio de taxi, les di mi dirección y me confirmaron que en 10 minutos estarían allí. Cogí el bolso del perchero y localicé dentro mi barra de labios fetiche, rojo fuego. Decidí esperar sirviéndome una copa, cortita, un poco de vodka. Me senté para disfrutar y saborear sorbo a sorbo. La copa era cortita, pero aportó a mi cuerpo un toque extra de calor. Aunque era algo que hacía rato me...

Leer más