Ene19

Relato 7

Buenas noches: Me llamo Rita y no tengo corazón. Sí, lo dije bien; no tengo corazón. ¿Por qué he llegado a esa conclusión? Porque todo el mundo me lo dice cada vez que les hago daño, así que… debe de ser verdad. Otros me dicen (sobre todo mis exnovios): «cómprate un corazón nuevo». ¡Como si eso lo vendieran en tiendas!
 No sé si hacerles caso, pero la verdad es que una poquita de razón no les falta. Sin embargo, no voy a ir a una...

Leer más
Ene09

Relato 6

Me acabo de despertar. Se respira un ambiente festivo y jovial. La gente sale de sus casas con ganas de pasar las fiestas con otra gente que no tiene por qué ser familia; ni mucho menos. Llevan las manos cargadas de paquetes, bolsas y un despilfarro en sus bolsillos. Es triste, pero algunos de ellos se habrán gastado un buen dinero. Dinero que podría ser empleado para otros menesteres no tan materialistas como comprarse el último...

Leer más
Dic15

Relato 5

¿Aquí? ¿Aquí? ¿Aquí…? No, aquí. Pero… ¿por qué aquí y no allí? ¿Hmmm? Porque lo digo yo. ¿Tú quién te crees que eres? Soy alguien mucho más importante que tú. Ya, claro… Tienes que ser más importante que yo… ¡No te creo! No me importa lo que creas o dejes de creer, estúpida. No me gusta que me insulten. Te voy a… ¿A qué? ¿A pegarme? ¿A arañarme? ¿A…? Matarte, voy a matarte. Estoy harta de tener que soportarte cada jodido día de mi...

Leer más
Dic11

Relato 4

Otra mañana que me toca ir a mi lugar de trabajo. Comienzo a andar despacio observando a ambos lados; nunca se sabe quién puede estar detrás de ti, a un lado o al otro. Nunca miro de frente, siempre voy moviendo la cabeza hacia los dos flancos y la retaguardia. Mirar de frente es para los incautos, y yo soy una persona muy precavida. Cruzo la calle casi sin mirar si viene algún vehículo; realmente lo que me importa es saber quién me...

Leer más
Dic09

Relato 3

—Perdona, ¿se puede? Bueno, parece que sí; «el que calla, otorga», o eso dicen je, je, je… ¿No hablas? ¿Eres muda? Bueno, yo tampoco soy muy hablador, aunque, con una chica tan bonita como tú, me suelto. Tampoco hace falta que me cuentes tu vida. —¡Largo de aquí, imbécil! —Bien, como veo que no hablas, te contaré mi historia, o no… mejor pasamos de historias y nos enrollamos, pero… te contaré un secreto: soy virgen. —¡¿Y a mí qué coño...

Leer más