Oct02

Relato 17

«¿Has visto lo que el dolor puede hacer hoy por ti?», me preguntaba la televisión con voz de presentador entusiasta. Yo simplemente, me limitaba a hacer un movimiento de negación con mi cabeza. Un breve giro, y aquel presentador de sonrisa brillante y ojos relampagueantes estaba frente a mí. Me quedé paralizado. El viejo televisor Grundig se quedó en ruido blanco mientras toda la sala de estar se convertía en aquel plató. Y...

Leer más
Jul03

Relato 16

Para una mujer de mi edad, cuarenta y dos años, la vida puede parecer pesada, demasiado. Pero si además, a todo eso le sumamos que padezco agorafobia, la vida no es sólo pesada, es además estremecedora. Me dan pánico los espacios abiertos, tanto que a veces tengo ataques de pánico antes de salir. No puedo salir de casa. En realidad, nunca he podido salir de casa, y eso es frustrante para una niña, que ve como los demás juegan con sus...

Leer más
Jun24

Relato 15

Estamos en 1856, en Inglaterra. Una lluviosa tarde de octubre, concretamente del treinta de octubre de 1856. La gente salía de la pastelería con sus caras sonrosadas. Yo era un crío por aquel entonces; uno lleno de suciedad y hollín, era deshollinador. En Londres limpiar chimeneas era un trabajo bastante mal pagado, pero daba algún beneficio para comprar alguna chuchería. A mí me encantaba ir a la pastelería y llevarme un pastelito....

Leer más
Abr08

Relato 12

Veamos… Estoy aquí. ¿Qué es aquí? Lo que no es allí, supongo. Espero. Sí, espero. ¿Qué espero?, os preguntaréis. Espero porque tengo paciencia, y tener paciencia es una virtud. No todo el mundo la tiene, y muchos no saben ni lo que es, verdad. Bien, espero y estoy aquí, en una habitación sin ventanas, con dos jarrones horribles y solo, completamente solo. Estoy sentado en una incómoda “butaca” (si es que se le puede llamar...

Leer más
Feb12

Relato 9

Son algo menos de las nueve. Como cada noche, me dirijo hacia mi casa después de haber estado todo el día trabajando con olores. Sí, lo he dicho bien: con olores. Soy creadora de fragancias. No cobro apenas para pagar el alquiler de mi piso, porque no soy creadora lo que se dice “creadora”. Más bien trabajo en el laboratorio de una compañía venida a menos. Pero ésa no es la cuestión. Soy una mujer de treintaypocos, aunque...

Leer más