Dic29

Apareciste y tornaste sangre en café

Apareciste de la nada, exigiéndolo todo. Apareciste a medio anochecer con tus juegos de azar, tus cuerdas en mi piel, tus manos sujetando bien mi cuello… Me tiré de cabeza a esa luna tan caliente, tan ardiente, tan fuera de lugar. Tu locura era mi estación preferida y yo decidí follármela, me dejé llevar por el rastro de tu piel desnuda, se me hizo la espera eterna entre tragos de saliva y camisas de fuerza. Apareciste y con las...

Leer más
Dic28

A veces aprendemos de los errores

Salí al  balcón para ver cómo se alejaba, a paso lento y cabizbajo… ella no quería irse y yo no quería que se fuera pero el orgullo se nos clavó como una bala oxidada y no supimos anteponer el amor a los principios ni a los finales tristes que pudimos evitar.   Todo volvió a su sitio las lágrimas a los ojos las caricias a las manos la distancia a los pies y me quedé así durante meses encerrado en casa solo echándola de...

Leer más
Dic26

Relato Extra

Es una fría mañana de diciembre. Me asalta un escalofrío que me recorre todo el espinazo. Me incorporo de la cama y miro por la ventana. Hay cientos  de soldados desfilando, «¿nos están invadiendo?», me pregunto. Un gélido pavor me agarra por el cuello y me priva de respiración durante unos segundos. No sé qué hacer. ¿Qué debería hacer en un momento así? Voy hacia la cocina; me pueden los nervios y casi tropiezo con el umbral, no lo...

Leer más
Dic26

Abre, no soy yo

Voy a hablar en voz muy baja de mí, por aquello de que no supe quién era hasta que me fui de casa. No sabía realmente qué querían contarme las canciones, aquellas palabras colocadas de forma que el mismo universo sentiría celos si intentara parecerse a ellas: «Que razones tenemos todos. Pero yo muchas más que vosotros». Nunca las entendí hasta que peleé por ellas con rabia en los puños. Porque la amistad muere y el amor verdadero...

Leer más
Dic26

Más vino, por favor

Tomaré más vino. Gracias. La mesa está muy bonita. Y esas rosas… me gustan. Me gusta ese aspecto a medio morir. Es como si su vida estuviera en tus manos, como si poniéndole más agua sus pétalos fueran a sobrevivir y recuperar la vida y el color que han perdido… Hmmm… Recuperar la vida… ¿No te resulta irónico a ti? Tú… que llevas malgastándola sentado en ese sillón mirando a través del cristal desde que,...

Leer más