Jun12

Buenos y ardientes días

Esta mañana me he levantando suspirando por el orgasmo que me debía mi hombre desde el domingo. Cosas que pasan tras una gran fiesta. Después de hacer el amor como salvajes, a pesar de disfrutar hasta casi morir de placer sexual y arder de amor, no pude llegar a correrme y le dije, ya hecha polvo: —Me debes una… —Te la debo —respondió él exhausto y guiñándome un ojo. Hoy, lunes, aprovechando que los dos tenemos el día libre, he dejado...

Leer más
Jun08

Dry Martini

Sentada en la terraza de un bar cualquiera en la ciudad de las heridas abiertas, expuestas al sol, se encontraba ella. Había llegado media hora antes de la cita prevista. Ese día se lo había tomado con calma y decidió hacerlo todo según lo planeado. Llevaba un vestido estrecho beige, de los que se ajustan a las caderas y bajan hasta cubrir las rodillas, donde un bonito sol tatuado en el gemelo brillaba sobre unos tacones de doce...

Leer más
Jun05

Círculo de transmutación

Caminando por Madrid calle Princesa abajo, sólo hay algo capaz de sacarme de esta perfecta preciosa realidad en la que no quiero obviar ni un solo detalle de tus ojos verdes y lo que ven. Si soy sincera, siquiera me importa lo que miran sólo lo que ven. Sólo hay un gesto con la fuerza suficiente para ensordecer mis oídos para con esa voz masculina, tan severa como dócil, tan serena como inquieta. Cómo no, un acto involuntario en el...

Leer más
Jun01

Preludio de una guerra entre tu piel y mis manos

(Concierto para tu cuello desnudo en SÍ mayor – Adagio un poco mosso) Las prisas, que no entienden de percheros o armarios, han desparramado la ropa por el suelo y ya se extienden por mi espalda con la forma de tus manos. “Tranquila”, te susurro, “adagio” (quizás un poco mosso). Tenemos tempo para precipitarnos. Nadie nos espera en ninguna parte; puede que hasta en ningún lado. Los gatos maúllan en el callejón de abajo: hermoso....

Leer más
May03

YO CALLÉ

No recuerdo su nombre Ni necesito recordarlo Ella en sí era erotismo puro Era imposible negarlo Y me camuflaba con hambre Por ese cuerpo desnudo Tramando horas de sexo mudo Tramo a tramo enmudeció Yo callé al primer segundo

Leer más
Abr26

Me hubiese gustado…

Me hubiese gustado comérmelo a  besos hasta no tener más fuerza para el placer, hasta que nos doliera el cuerpo.   Despertarnos desnudos abrazados por el frío y algo más; y no poder despegarme de su piel tostadita.   Necesitar su respiración para poder abrir mi boca y seguir fundiéndome en su lengua por tres vidas más, como poco.   En una lucha de muestras de poder de excitación acabar hechos un nudo. Un nudo que suda y...

Leer más