Dónde va toda la ternura que no puedo dar.

Dónde va toda la ternura que no puedo dar.

Escrito por Pablo Rompe el 13 julio, 2017

Pablo Rompe

67 publicaciones

Te voy a cantar la cancón más triste del mundo

voy a concentrar mi tristeza en tan solo unos segundos

y lo peor de todo

es que lo peor no es que haya variado una canción de la oreja de van Gogh

para esto,

sino lo que viene a continuación,

 

solo tengo sueños dentro

eso es bueno

dicen

pero solo tengo sueños dentro

nada más

fantasías

mundos

universos paralelos

en el que tengo una vida diferente a esta

la vida que quiero está¡ en mi imaginación

y sólo escribiendo soy la persona que quiero ser

mal empieza la canción…

 

Y aún no hemos llegado al estribillo

porque será¡ firme y al final

fuera convencionalismos dentro de la creación

el arte va de arrasar, no de planificar…

 

Y es que voy andando por la calle y soy el cantante de esa canción

y me imagino encima del escenario dándolo todo

coreografías que casi hago en mitad de la calle

¡Ya podía tener una voz bonita y no un mediocre talento para escribir!

juego a la consola y soy el entrenador que lleva a mi equipo a la gloria

y tengo una casa con vistas al mar y dono lo que gano en publicidad a obras sociales

el estadio vitorea mi nombre en el minuto veintinueve

porque es mi número de la suerte

y se lo dije en una entrevista a Maldini,

y me quedo embobado mirando los escaparates de las librerías

e imagino mis libros ahí­ postrados

tan felices ellos mirando a la gente observarles

repartidos por toda España y Latinoamérica

emancipados de mi teta y listos para ser leídos en cualquier parte del mundo

mis palabras y mis historias llegando de mi interior a vuestros interiores

¡Oh que jodido maravilloso mundo es ese!

Y no hablo de fama, hablo de lo segundo que quiere un escritor

primero escribir, luego ser leído, y no al revés

como suele pasar en estos tiempos del postureo

¡Pero en mi mundo eso no pasa y que maravilloso es!

Y cuando estoy a punto de dormir el sueño ya no me atrapa porque estoy soñando

valga la redundancia,

ya no duermo como antes

se me ha olvidado

cierro los ojos y nada

Morfeo no acude a mis llamadas

me esquiva, el cabrón,

y mi mente entra en un viaje hacía dentro

un mini yo pequeñito andando por los laberintos de mi psique

anhelos

deseos

falta de esto, de lo otro

arrepentimientos

castigos a mí­ mismo

y cuando encuentro la salida del laberinto llego al hogar

y toda la casa está desordenada

todo sigue siendo un desastre

pero al menos tú estás

y todos los planes que quiero hacer contigo se quedan cortos

y hacemos más

o improvisamos

nos dejamos llevar por la marea y la tormenta que formamos juntos

y todos los demás sueños que mencioné antes no importan

porque río a tu lado, y tú rí­es a mí­ lado

¡Qué hermoso mundo nos he creado!

Si pudieras verlo con abrirme el cráneo

lo haría,

¡Y  pensar que la realidad superaría la ficción!

Porque ni mi mente es capaz de imaginar la felicidad que atraeríamos

y luego vuelvo a mí­

y ya nada me hace dormir

porque tengo la sensación de que pierdes la fe en los dos…

Y así­ paso los días

en otros mundos

sin hacer caso al mío

y me deterioro con el tiempo

y acabo sin dar todo lo que tengo que dar

y aquí­ viene la parte positiva de la canción

el subidón

tengo mucho que dar

pero no paro de preguntarme

dónde va todo lo que no acabo dando

y aquí viene el estribillo final, cantadlo conmigo

 

Dónde va toda la ternura que no puedo dar

Dónde va toda la ternura que no puedo dar

Dónde va toda la ternura que no puedo dar

Dónde va toda la ternura que no puedo dar

Dónde va toda la ternura que no puedo dar…

Publicaciones relacionadas

Pablo Rompe

67 publicaciones

Infielmente vuestro.

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz