Piezas del jarrón.

Piezas del jarrón.

Escrito por Tamara Mosby el 22 mayo, 2016

Tamara Mosby

16 publicaciones

loquenoescribiayer.wordpress.com

Siempre me ha fascinado el estallido que produce un jarrón rompiéndose en mil pedazos contra el suelo. Cómo cada trozo escoge su forma única y se dirige hacia el lugar que quiere, con la fuerza que ese golpe le ha dado. Un empujón de energía y decisión. Únicos.

Cuando el jarrón se ha roto, hay diferentes maneras de actuar. Algunas personas recogen todas las piezas, incluso las más minúsculas, e intentan recomponerlo. Buscan la manera de unir todas esos pequeños trocitos, para crear de nuevo la imagen que tenían de aquel jarrón. Pero se han olvidado de algo importante, otra vez, cada pieza ha escogido su nueva única forma y ya nunca serán cómo cuando estaban unidas en aquella figura perfecta.

¿Es eso algo malo?

No, nadie dijo eso, simplemente ya no volverá a ser el mismo jarrón.

Será otro diferente, puede que precioso e incluso perfecto tras haberse roto, pero nunca el mismo.

Otras personas, recogen en un montón todo el desastre que ha generado el estallido, lo meten en una bolsa y lo lanzan a la basura. Les jode que el jarrón ya no esté, pero tenerlo allí en medio se convierte en un estorbo. Algunas cosas rotas deben marcharse, para que otras nos enseñen su nueva forma al llegar.

Y… claro, ¿cual soy yo?

Seguramente te estarás preguntando eso, o quizás hayas sonreído porque sabes que tipo de persona con su jarrón eres. Yo me pasé días pensando sobre eso, buscando una respuesta. A veces, incluso, agotada de querer simplemente entender por qué ese jarrón había tenido que romperse. ¿Por qué el estallido? ¿Por qué la caída ante algo tan bonito?

Pero ese pensamiento, cómo una mala resaca, se marcha al día siguiente cuando te das cuenta de que con jarrón o sin él, tú tomaste una decisión.

Publicaciones relacionadas

Tamara Mosby

16 publicaciones

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz