Muerte 2

Muerte 2

Escrito por Almudena Ramírez García el 15 mayo, 2016

Almudena Ramírez García

5 publicaciones

Llevaban unos meses que ir a los bares de camioneros en el norte de Mejico no era muy seguro,pero nosotros eramos unos machos que no temíamos a nada.

Era una noche de luna llena y estábamos en un pueblo cerca de la frontera con Estados Unidos.Ya era de noche así que mis compañeros y yo nos fuimos a un bar a tomar unas copas.En esos tiempos se hablaba de que los hombres desaparecían y a las 72 horas después se encontraban muertos,con muchos cortes y desangrados.

Al llegar al bar mis amigos empezaron a pedir copas como unos locos desquiciados y otros iban con las señoritas de compañía que habían por el bar.

Yo ya había vivido unas cuantas,cuando una chica pelirroja empezó hablarme.Al parecer era extrajera por que tenia un acento muy raro.Estubimos hablando un buen rato hasta que ella me propuso una cosa.

-¿Vienes conmigo a pasar un buen rato,guapo?

Yo le asenti. Estaba totalmente borracho y no sabia lo que hacia.Me llevo a la trastienda o almacen,después bajamos por unas escaleras de piedra,parecían viejas y desgastadas,de forma de caracol y después fuimos por un pasillo lleno de puertas compuestas por barrotes.Algunas estaban ocupadas y otras bacías y oscuras.Después de caminar un buen rato llegamos a una gran puerta de madera y entramos allí.

La estancia parecía más una mazmorra de la época medieval europea que una habitación.En medio de esta se encontraba una gran mesa de piedra y en cada esquina había un enganche de hierro oxidado.La chica pelirroja me tiro a la me de piedra y empezó a besarme.

Mientras sentía la piedra fría,dura y húmeda en mi espalda.Poco a poco mi espíritu animal salia a la luz con ganas de incarle el diente ha algo de carne,pero note como la pelirroja me ponía los grilletes en los tobillos y después en las muñecas.

No me di cuenta en lo que me metía hasta que la pelirroja clavo los dientes en mi hombro.No era como una mordida sensual sino que notaba los colmillos clavados en mi hombro y como la sangre salia de la herida y ella lo succionaba.

Después de unos minutos ya me sentía demasiado desorientado para saber lo que sucedía.Lo último que pude ver con claridad fue la cara de la pelirroja.Los ojos los tintado de rojo y negro,la boca llena de sangre que le chorreaba hacia el cuello y de su boca salían dos colillas tan grandes y afilados que de la impresión se desmayo y no pudo abrir los ojos nunca más.

Almudena Ramírez García

5 publicaciones

Por amor a las letras. Escritora de Wattpad https://www.wattpad.com/user/alragar1999

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz