Mi lado de la cama.

Mi lado de la cama.

Escrito por Lolilla. el 13 marzo, 2016

Lolilla.

1 publicaciones

¡Mierda, otra vez soñando!

Despierto y en mi lado de la cama hay un alma que llora desconsolada, parece una mujer. Tiene un hueco enorme en el centro de su tórax, como si alguien hubiera robado el corazón que albergaba. 

Al otro lado de la cama, nada, vacío. ¿Vacío? Sonrío y pienso que todo ha acabado, pero de repente me quedo dormida y apareces al otro lado de la cama. Toco mi pecho y ahí lo tengo, el corazón en su sitio, intacto, sin cicatriz visible.

¡Joder! He vuelto a perder contra tus monstruos, me digo a mí misma a la vez que intento despertarme. No es el momento, me dice la maldita voz que como cada día me obliga a ser espectadora.

Miro hacia el otro lado de la cama y ahí estás, sonriente, como cada día. Hueles a ese perfume que te regalé el día de “no San Valentín”. Estás sentado al borde de la cama y hablas por teléfono. Mientras escucho la conversación que ya me sé de memoria, pienso que esta vez quiere jugar conmigo, me va a hacer vivir la historia desde el principio, me digo.

Déjame en paz Klard, sé que esta vez eres tú, conozco tus putadas, ¡quiero despertar!

Daf es el más joven y debe tenerme cariño porque se salta siempre la primera parte y hace que Diego siempre aparezca ya desnudo, bueno y Paula, ella también; pero Klard siempre me lo pone difícil, es el demonio entre los demonios. Una vez me dijo que las pesadillas desgastadas se rompen antes y se empeña en restregarme las mías, para por si de tanto uso, ya sabes.

– Te quiero cariño. 

Eso fue lo último que me dijo antes de colgar.

Se acerca al espejo y sonríe, habla solo un par de veces, se toca el pelo, se coloca la camisa, se pone un poco más del perfume de nuestro día de “no San Valentín” y se queda inmóvil. Creo que en ese momento piensa en mí, lo noto.

Suena el timbre, es Paula, lo sé porque he vivido esta historia miles de veces, sus monstruos se han encargado de ello. Le pido a Klard que lo pase rápido pero insiste en que he perdido, otra vez más.

Aparece Diego, entra con Paula de la mano, se sientan en mi lado de la cama, se miran, hablan, de ellos, de nosotros, de los niños y se besan.

Creo que en ese beso perdí el corazón.

Aprieto los puños, como siempre, y cierro los ojos, pero Klard me recuerda de nuevo que estoy aquí porque he perdido y me obliga a mirar.

Abro los ojos y están desnudos, encima de mi lado de la cama, se tocan, puedo intuir todos sus movimientos debajo de esas sábanas, conozco a Diego.

¡Ya no me duele Klard – grito – lo he visto tantas veces que ya no me duele!

Todo se desvanece entonces y…

¡Mierda, otra vez soñando! 

Despierto y en mi lado de la cama hay un alma que llora desconsolada, parece una mujer. Soy yo, me digo, me miro el pecho y una enorme cicatriz divide mi tórax en dos, como si alguien me hubiera trasplantado el corazón. Lo toco y sonrío aliviada.

No hay nadie al otro lado de la cama.

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Lolilla.

1 publicaciones

Comparte esta publicación en

Comentarios

4 Comentarios en "Mi lado de la cama."

Recibir notificaciones de
avatar

Ordenar por:   Recientes | Más antiguos | Más votados
Almíbar Lecter
Invitado
1 year 6 months ago

@lolillas_ ¡Coño! Yo tengo un microrrelato que se llama igual. 🙂

Almíbar Lecter
Invitado
1 year 6 months ago

@lolillas_ Muy chulo.

Pablo Rompe
Invitado
1 year 6 months ago

Estreno de @lolillas_ en @_harwin “Mi lado de la cama” 🙂
https://t.co/FeisY8q7Oo

Lolilla…
Invitado
1 year 6 months ago

RT @PabloBenigni1: Estreno de @lolillas_ en @_harwin “Mi lado de la cama” 🙂
https://t.co/FeisY8q7Oo

wpDiscuz