Las buenas intenciones

Las buenas intenciones

Escrito por Eva Fornet el 21 marzo, 2016

Eva Fornet

15 publicaciones

Dicen que el camino del infierno está empedrado de buenas intenciones. Así que cuando murió y fue al infierno lo primero que vio fue carreteras empedradas, unas encima de las otras, alzándose en infinitas bifurcaciones hasta las nubes. Había tantas carreteras empedradas con buenas intenciones que tuvieron que construir nuevas en el subsuelo. Abrieron túneles en el subsuelo de hasta cuatro carriles. No había ni un metro libre en el infierno que no estuviese empedrado y millones de coches circulaban por las carreteras al mismo tiempo. El aire era insoportable, una mezcla de gasolina y azufre que casi le hizo vomitar. Todavía se estaba intentando recuperar del chute de anestesia que aquel tipo le había puesto en exceso el día que le tocaba operarse la nariz. Razones estéticas. Ahora se arrepentía. Se sentía un poco absurdo con aquel esparadrapo en la nariz y esa bata de hospital pero pensó que cosas peores le habían pasado hoy. Por ejemplo se había muerto. Suspiró y pensó que aquello no tenía remedio y que mejor hacía en averiguar qué es lo que tendría que hacer en su nuevo estado.

En una esquina vio un puesto diminuto de alquiler de coches. El dependiente le saludó indicándole su coche de alquiler. El recién llegado no sabía lo que tenía que hacer y miró al dependiente que con una sonrisa cínica le invitó a acercarse al mostrador donde le dio un folleto. Le explicó que en el infierno todos los penitentes se dedican a conducir durante todo el día y la noche, a recorrer una y otra vez las buenas intenciones que dejaron tiradas por el camino, a pasar por todos los cruces clave de su vida donde verían las desilusiones que causaron a los demás. Sólo se permitía una parada al día para tomar café en los moteles de mala muerte de los sitios olvidados, generalmente gasolineras vacías de gente. Así que el recién llegado se puso al volante e inició su penitencia. Comenzó a recorrer su particular infierno de buenas intenciones. Necesitaría mucha gasolina.

Publicaciones relacionadas

Eva Fornet

15 publicaciones

Autora del "Libro Definitivo de Antiayuda y Desmotivación", "Poemas para sobrevivir un día o dos","Alfredo Landa que estás en los Cielos",entre otros

Comparte esta publicación en

Comentarios

3 Comentarios en "Las buenas intenciones"

Recibir notificaciones de
avatar

Ordenar por:   Recientes | Más antiguos | Más votados
Eva García Fornet
Invitado
1 year 4 months ago

Nuevo cuento en harwin, Las buenas intenciones https://t.co/8VgP4pp7EV via @_harwin

Aitor
Invitado
Aitor
1 year 4 months ago

Hemos cambiado demasiado pronto de costumbres; y por eso hemos perdido para siempre las buenas intenciones. Y ya no podemos saber en qué momento comenzó el error.
Las señales insisten, pero no ayudan demasiado. En fin, que el texto supone un ejercicio del que los los seres humanos no salimos bien parados.

Pablo Rompe
Invitado
1 year 4 months ago

Las buenas intenciones. Nueva historia de @evagarciafornet en @_harwin 🙂
https://t.co/0UwMC4UemQ

wpDiscuz