La isla

La isla

Escrito por Eva Fornet el 17 marzo, 2016

Eva Fornet

15 publicaciones

De acuerdo a la definición establecida por los expertos, para que una isla sea una isla debe estar rodeada de agua los 365 días del año y tener al menos un árbol. El concepto es extremadamente arbitrario y me trajo problemas a la hora de ejecutar mi sueño insular. Mi sueño en esos momentos era ella, y a ella le quería fabricar una isla con el fin de vivir allí juntos para siempre de acuerdo a nuestro gobierno y leyes. Porque en nuestra isla íbamos a crear un paraíso particular con nuestra propia moneda y nuestra propia nacionalidad. Seríamos libres al fin del resto del mundo.

Acarreé arena durante años hasta formar una superficie aceptable y fértil. La dificultad estribó en hacer crecer un árbol. Planté cientos sin que ninguno prosperase. Durante esos años ella me abandonó pero seguí con mi idea de construir mi isla, esta vez para refugiarme y vivir de espaldas a un mundo depredador y cruel que me había negado una vez más el amor. Ningún árbol arraigaba. Cada día volvía para ver si progresaban y les miraba una a una las hojas con el ansia del que necesita crear algo bueno con sus manos. Olía las hojas y las besaba intentando despertar el alma de clorofila de los árboles. Todos se marchitaban. Creo que los mataban mis ansias. Deprimido y roto, abandoné el lugar y me dediqué a vivir en distintas ciudades y pueblos con distintos trabajos y distintas personalidades. Quise ser el perfecto urbanita, luego el perfecto granjero, al final el perfecto aventurero. Incluso tuve una etapa de perfecto emprendedor donde quise hacer dinero con la desgracia ajena. Tuve distintas personalidades para ver si así me aceptaban y encontraba al fin mi lugar en el mundo. Al final de mi vida me di cuenta de que había intentado ser todas las cosas que los demás pensaban sobre mí y que en el proceso había olvidado cómo era yo. Un día recordé la isla aquella que quise crear para ella y volví. En la distancia divisé la silueta de un árbol que había crecido en mi ausencia. Entonces comprendí que ni al amor ni a las islas hay que obligarlas a nada porque tienen sus propias razones que seguirán a rajatabla por mucho empeño que pongamos en querer dominar sus reglas. Es la lección más importante que he aprendido mientras siento cómo la vida se me escapa debajo de la sombra del árbol que no planté. Al fin soy feliz en mi lugar en el mundo.

Publicaciones relacionadas

Eva Fornet

15 publicaciones

Autora del "Libro Definitivo de Antiayuda y Desmotivación", "Poemas para sobrevivir un día o dos","Alfredo Landa que estás en los Cielos",entre otros

Comparte esta publicación en

Comentarios

3 Comentarios en "La isla"

Recibir notificaciones de
avatar

Ordenar por:   Recientes | Más antiguos | Más votados
Eva García Fornet
Invitado
1 year 8 months ago

Otra colaboración para harwin: La isla https://t.co/eBgjVJYsLA via @_harwin

Aitor
Invitado
Aitor
1 year 8 months ago

La autora nos hace un inventario si se mira desde su blog personal : un cruce de caminos, un cartel y una señal de neón . Sin embargo, sabemos que detras de todo eso existe un romanticismo antiguo , que aún es tolerable . En cambio , acepta la metafisica porque la ayuda a sobrevivir correctamente en un mundo que la ha abandonado a su suerte.

Pablo Rompe
Invitado
1 year 8 months ago

La isla. Nueva historia de @evagarciafornet en @_harwin
https://t.co/GrEdj1ttXU

wpDiscuz