Invisibles

Invisibles

Escrito por Daniel Ramírez el 13 marzo, 2016

Daniel Ramírez

1 publicaciones

Invisibles deberían ser las circunstancias
que nos llevaron a conocernos,
junto a la codillera tan invisible
como grande y nevada,
además las calles serían
invisibles junto a los edificios,
sin importar lo grandes, emblemáticos,
formidables y modernos.

Invisibles también los años que nos separan,
la infancia delgada de ambos,
desaparecer la adolescencia,
toda la mala suerte de la juventud
arraigada y con marcas,
los estudios y las amistades
serían útilmente invisibles.

Existir la inexistencia de los árboles,
la noche debería existir
en otra parte menos entre tú y yo,
así te podría mirar desde que amaneces,
ver por dónde te mueves,
seguirte a la ducha invisible,
bañarme invisiblemente contigo,
tan invisible deberíamos ser,
nadie o sea todos no nos buscarían, no nos necesitarían para todo y nada.

Invisibles las bocas gritando
sus necesidades invisibles para nosotros,
tan cero visibles
ante los demás problemas invisibles
seríamos una especie de paz
no visible pero si palpable,
movernos entre los cuerpos
invisibles como moléculas
de amor visible en un microscopio
atómicamente invisible.

Del poder de la invisibilidad
se sostiene nuestro amor,
nuestras cuerdas gruesas trenzadas,
forjadas con telas resistentes a la visibilidad
vibran a cada lado del mar
invisible que nos separa,
nos depara nunca naufragar visibles.

Toda nuestra infraestructura
no necesaria se ve en los ojos,
donde somos tan visibles,
en un beso visible,
en ese abrazo que nos hizo
tan visibles el diez de enero,
desde esa fecha me siento
tan visible en tu pecho, latiendo en tu alma,
regando de amor tu cuerpo,
inundado de esa hermosa visibilidad,
desde que te vi, cuando ya me habías mirado.

Publicaciones relacionadas

Daniel Ramírez

1 publicaciones

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz