Javier Egea (no) murió en el paseo.

Javier Egea (no) murió en el paseo.

Escrito por Libertad Martin el 3 octubre, 2015

Libertad Martin

5 publicaciones

(Entonces,

En aquélla ciudad)

Libros caducos fueron abiertos.

Porbó tinta imperfecta -uno de ellos-,

Y al verla muerta,

El sol cumplió su encierro.

 

Anillos rayados en el cuerpo olvidados,

Rétor de veinte versos escalonados.

Flor azul perpetua,

Ahora quedas sin tu cielo.

 

Párpados rosados, cerrados, pulidos,

Cortina de negras corrientes de filo,

Tierra de agua suelta,

Visionario, realista y ciego.

 

 

(Entonces,

En aquélla ciudad) Flotaba el humo que dejaban escapar dos chimeneas.

Ajenas,

El ruido del tráfico despertando gatos

Y ruedas de asfalto perfumadas.

 

Encontrándose

Telas, sabores, sol y viento,

Jugó quedó de la onírica burbuja.

 

Soñaron

Caminos sin carcasas,

Suspiros blancos,

Eternos tés de tinto tango.

 

 

(Entonces,)

Ajenas,

Encontrándose

Soñaron.

 

Publicaciones relacionadas

Libertad Martin

5 publicaciones

Quizás sólo soy el canal, quizás sólo sea la pluma, quizás escribo porque sólo así conozco y reconozco.

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz