ArtglOH! – ¡Vaya Panorama!

ArtglOH! – ¡Vaya Panorama!

Escrito por Gloria Montenegro el 14 julio, 2015

Gloria Montenegro

56 publicaciones

Benvidos una semana más a ArtglOH!

Fiesta.

No, fiesta, no. Verbena. ¡Ésa es la palabra!

¿Qué se os pasa por la cabeza en este instante? Dejad que adivine. Algunos pensaréis en todos esos momentos en vuestros pueblos, con los amigos, la familia, las atracciones o la música que acompaña. Pero si sois gallegos, algún nombre en concreto ha cruzado vuestra mente: Panorama, París de Noia, la Charleston e incluso, si sois músicos de banda del sur o específicamente de Pontevedra, seguro que os sale una carcajada al pensar que Radio Pérez do Porriño os viene a la mente.

Y os preguntaréis a qué viene este tema. Os explico.

Este fin de semana he ido a una verbena de pueblo, específicamente a ver una orquesta en cuestión: Panorama. Nada especial que destacar esa noche, no al menos para mí.  Como gallega estoy acostumbrada a la espectacular (con todo lo que la palabra implica) evolución que este grupo ha sufrido a lo largo de 10 años. La curiosidad recae en que, al contar la vivencia a un amigo del sur del país, éste no daba crédito a mis palabras. «¡Vaya Panorama!» (nunca mejor dicho). Esto me hizo reflexionar sobre el tema.

Hace una década las verbenas en Galicia se disfrutaban como la tradición mandaba: la banda de música despertando al pueblo, la misa al santo, santa o virgen que correspondiera, concierto de dicha agrupación después de la procesión, el vermú, la comida familiar y por la noche el deleite de dos orquestas amenizando un largo y festivo día.

El 90 % de estas cosas se siguen haciendo, como la tradición bien manda; sin embargo, la diferencia radica en el final del día.

Antaño las orquestas tenían el propósito de hacer bailar a la gente y recibir el mayor aplauso posible para así poder gustar a la población y repetir fecha al año siguiente si la comisión así lo quisiera. Se hacía de todo y algo más para que esto se diera: cumbias, más cumbias, más cumbias… algunos pasodobles, rancheras o algún que otro merengue y vals perdido entre este mix de canciones que los jóvenes apenas disfrutaban. Eso en el primer pase (de una hora y media o dos horas aproximadamente). En el segundo pase, cuando ya la gente empieza a ser más “divertida”, se centraban en melodías de los 70, la movida madrileña o la canción de ese verano. Tengamos en cuenta que la mayor parte de las fiestas, sobre todo en esta comunidad, se celebran en este periodo ya que la gente, si llueve, no sale de casa y, al ser Galicia, las probabilidades son altas.

Pero esto cambió. Las orquestas más reconocidas en el territorio gallego empezaron a enfrentarse en la plaza del pueblo y demanda de las comisiones de fiestas. París de Noia y Panorama se veían frente a frente muchas noches de verano.  ¿Qué hacer además de escoger un repertorio distinto?, se preguntarían. La letra puede ser distinta, pero la música suena de igual forma y la gente terminaría por aburrirse y eso no se podía dar. Optaron por un ataque visual y eso se salió de las manos.

Primero los trajes, la apariencia, el escenario, las estructura de éste, las luces… Todo fue evolucionando exponencialmente al igual que su caché. Una jaula por aquí, unas escaleras por allá, unas pantallas por todo el escenario, más focos, alguna estructura móvil, gente que se cuelga del techo, gente que escupe fuego, más pantallas, más focos, más luces (hasta en los trajes). Todo esto hasta llegar al día de hoy.

Pongamos de ejemplo a Panorama. Una de las orquestas más conocidas en todo el territorio gallego y el norte de España. Con un caché que puede llegar a los 20.000 € la noche, se convierte en un espectáculo con mayúsculas para todo aquél que tenga la osadía de meterse en la gran masa de gente que va a verla. Tres tráilers necesita para poder llevar todo lo necesario: el escenario y todo lo que ello implica, el material técnico de sonido y toda la parafernalia que utiliza a lo largo de las cuatro horas circenses que brinda cada noche. Cada año cambia de espectáculo y, aunque utiliza lo usado en años anteriores, una puede quedarse pasmada con todo lo que se puede llegar a gastar para poder hacer algo así.

Este año, sin ir más lejos, el comienzo de su espectáculo se centra en los juegos. En los videojuegos más bien. Call of Duty, Mario Bros o el Tetris estimulan la vista y el oído para dar paso a los 5 cantantes principales que descienden del techo sentados en las piezas de este último y tan famoso juego. Y es sólo el principio. Una acróbata que realiza danza vertical con una cuerda o un aro, bailarines que juegan y escupen fuego o incluso disfraces de cebra o estilismos dignos de Lady Gaga, dejan embelesado al público que poco más puede hacer salvo estar ahí, de pie, sin moverse y observando el show.

Ya no es como antes, ya la gente no baila, ni aplaude. La música ya no es la de antes, todo lo contrario. Reggaetón, electro-latino, tecno, bachatas y pop hacen que un vals, cumbia o merengue sean marginados del repertorio. Pero la gente lo compra, lo vive y se sigue contratando. Con un año de antelación, con presupuestos muy ajustados y haciendo mil y un esfuerzos para que, por cuatro horas y 20.000 euros, miles de personas vayan a ese pueblo a ver un circo panorámico.

He aquí parte de la cultura gallega de la que se puede o no estar o orgulloso, eso depende (como dice el buen tópico). He aquí una evolución espectacular que se fue contagiando a las demás orquestas pero, si no eres Panorama o París de Noia, poco tienes que hacer, ya que para poder llevar un gigante como éste, tienes que sacrificar el otro bando y llevar un dúo o un trío de bodas que cobre una décima parte que ellos.

¿Y esto vale la pena?

Juzgar vosotros mismos.

page

Fotos del Facebook de la Orquesta Panorama

 

Ata a semana que ven!

 

Publicaciones relacionadas

Gloria Montenegro

56 publicaciones

La cultura, si no la defendemos nosotros, no se defiende por sí sola. "Una lengua es más que una obra de arte; es matriz inagotable de obras de arte" Castelao

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz