Puede ser (o no)

Puede ser (o no)

Escrito por Beapalo el 15 mayo, 2015

Beapalo

54 publicaciones

Puedes convencerte a ti mismo de que no es real, que no lo estás escuchando o puedes imaginar que no es una llamada de socorro. Puedes mirar para otro lado. Puedes taparte los oídos y pensar que cuando te los destapes todo habrá pasado. Puedes esquivarlo y pasar de largo. Puedes coger otro camino o puedes dar un rodeo. Puede ser alguien que necesita tu ayuda. O alguien que está asustado. Quizá es alguien que se ha caído al suelo y no puede levantarse. Puede ser cualquiera. Incluso puedes ser tú. Pero resulta que tú estás ahí. Al otro lado. Y tienes dos opciones: ignorarlo o echar una mano. Dos opciones. Y tienes que elegir. La primera supone no hacer nada. La segunda supone implicarte.

El otro día alguien me contaba que existe una teoría que explica por qué mucha gente se queda en la primera opción, es decir, por qué muchos no hacen nada. Es la teoría de la dispersión de la responsabilidad y explica que la obligación de prestar ayuda y la culpa de no prestarla quedan diluidas entre la multitud que observa el incidente. Es algo así como: «Ya habrá otro que reaccione».

Hace 50 años hubo un caso bastante conocido en Estados Unidos que tuvo como protagonista a Kitty Genovese. La joven fue apuñalada en Nueva York, en plena calle del barrio de Queens, y a pesar de los gritos ningún vecino –más de una treintena– hizo nada. Se limitaron a observar la escena desde sus ventanas. Cuando la policía preguntó a los testigos, muchos aseguraron que no hicieron nada porque pensaron que quizá otra persona reaccionaría. Hubo uno que incluso llegó a reconocer que puso la radio para no escuchar los gritos de aquella joven. No quería implicarse.

No puedo evitar preguntarme si estamos viviendo bajo un efecto del espectador generalizado. El contexto es muy complejo y es normal que la mayoría de personas no sepan qué deberían hacer. Pero puede ocurrir cualquier día, en cualquier lugar. Y puedes mirar para otro lado, encender la radio, taparte los oídos o pasar de largo. Puedes pensar que ya vendrá otro a echar una mano.

A él. A ella. A ellos.

A ti…

Puede ser. O no.

 

Publicaciones relacionadas

Beapalo

54 publicaciones

Ni escribo todo lo que me pasa, ni me pasa todo lo que escribo.

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz