ArtglOH! – Reyes y Guerra

ArtglOH! – Reyes y Guerra

Escrito por Gloria Montenegro el 8 mayo, 2015

Gloria Montenegro

56 publicaciones

ಸ್ವಾಗತ otra semana a ArtglOH!

Sí, lo sé, hoy no es lunes. Pero existe una explicación para que este ArtglOH! salga un viernes.

Hoy 8 de mayo, es un día especial, para mí al menos. Y es que es ese día en el que se celebra que hace “x” tiempo, decidí dejar de hacer un Paquirrín nacer. Y como auto-regalo, me he permitido la osadía de dejar el artículo de esta semana para hoy.

Además no sólo por eso es especial este ArtglOH!  (¡Faltaría más!) Sino que para este artículo, tengo una entrevista muy especial.

En este nido de palomitas y palomos nos dedicamos a escribir, a compartir nuestras ideas, nuestros sentimientos o sensaciones o simplemente nuestra fantasía. Alguno/a sueña con convertirse en un escritor/a de renombre, otros/as con que les publiquen sus textos o simplemente nos satisface la idea de tener un lugar tan especial como este en el que se nos pueda leer.

Y tomando estas ideas os pongo de ejemplo a Carlos Aymí  . Este joven se describe a sí mismo como un existencialista escéptico, insignificante, acabado, eterno mientras alguien le recuerde y un interesante y largo etcétera de adjetivos y contrastes. Rockero de oído, se nos unió a esta bandada a finales del año pasado con su magnífico relato La fila, género que predomina en su perfil harwiniano y en su página web oficial.

Pero no es sobre los relatos de este ‘alcarreño por el mundo’ sobre lo que os vengo a hablar. Sino de sus novelas.

Sí, nuestro compañero palomo tiene en el mercado dos novelas fantásticas (tanto en género como en calidad) Hermanos y Reyes es la primera parte de una bilogía. Se trata de una historia en la que dos reinos tendrán que enfrentarse para poder dominar el mundo de Karak bajo la mano del Elegido, según dice la profecía. Los tres hermanos protagonistas de esta historia, con sus diferentes personalidades, sus personajes secundarios y las tramas que a estos entrañan, harán que queramos terminarla enseguida para ponernos a leer la segunda parte Reyes y Guerra.

Y aquí es donde entra Carlos Aymí para contarnos un poco más sobre esto.

¡Buenos días, Carlos! Acabo de introducir un poco Hermanos y Reyes y seguro que nuestros lectores quieren saber más. ¿Qué nos puedes contar sobre Reyes y Guerra?

Os puedo contar muchas cosas, pero prometo ser breve.

Se trata efectivamente de la continuación de mi primera novela, pero también del final de la historia. Pienso que dos libros eran el espacio y el tiempo preciso que necesitaba para contar del mejor de los modos posibles, mi incursión en la literatura fantástica.

Se puede decir que en la primera parte introducía el mundo (Karak) y los personajes (los tres hermanos protagonistas pero no solo, ni mucho menos), y que en  Reyes y Guerra me dedico a resolver los interrogantes que planteaba Hermanos y Reyes.

Pienso, que a quien le guste este género encontrará en ambas novelas un buen referente, y aquellos que leyeran la primera parte, no se sentirán defraudados con esta. He tratado de cumplir con ese compromiso de no defraudar a mis lectores, para mí era muy importante. Ahora espero que ellos me den sus opiniones para saber si efectivamente lo he conseguido.

¿Cómo evoluciona la historia de los tres protagonistas, Elmer, Reika y Tabalt? ¿Nos puedes adelantar algún detalle final?

El título es elocuente por lo que se puede desvelar que habrá confrontación entre ellos. Sin embargo, quise mostrar que a menudo uno puedo acertar con que algo va a ocurrir, pero lo difícil y lo interesante es saber el cómo se van a desarrollar esos acontecimientos. Así es la vida, sabemos el marco general pero no los pasos particulares, y en estos, como en mi novela, hay giros, vueltas del camino, sorpresas, alegrías imprevistas, y por supuesto, lágrimas inesperadas.

A la hora de escribir hay autores que no pueden evitar plasmar algo de sí mismo en sus personajes, ¿eres uno de ellos?

Por supuesto, pero no tanto como cabría pensar si tiramos del tópico general de que todo personaje tiene algo de su autor. En cualquier caso me gusta pensar que ellos se hicieron independientes de mí ya en la primera novela, y a partir de ahí escuché lo que tenían que decirme. Tal vez les escuchara medianamente bien, porque tanto ellos como yo buscamos salirnos del personaje plano y previsible, mostrar las contradicciones de respirar, y disfrutar en cierto sentido, de las obsesiones que especialmente persiguen a los tres hermanos.

¿En qué te basaste para inventar el planeta Karak?

Mi imaginación es la principal culpable del delito. Otras referencias son mis lecturas, y mis paranoias (de ahí la peculiar relación que tiene Karak con la Tierra, que se plantea en la primera novela y que se resuelve en la segunda). Y según avanzaba la forja de la idea, tuve que recurrir a las propias necesidades que iba exigiendo la historia. Por ponerte un ejemplo de esta última, no podía tratarse de un planeta demasiado grande, pues el modo de recorrer las distancias en los tiempos que manejaba, iba a ser esencial.

 

Existiendo decenas de géneros diferentes en el mundo literario, ¿cómo empezó la idea de escribir una saga sobre literatura de fantasía?

Es una buena pregunta que responderé con la suma de dos ideas. La primera la tengo clara, la segunda no tanto.

Empecé mi idilio con la literatura gracias a Tolkien, y en cierta medida quería rendirle una especie de homenaje.

Por otra parte, cuando me sentí maduro como escritor para intentar llevar a cabo el complicado viaje de una novela, pensé en hacerlo a lo grande, con un mundo propio, y con una de mis obsesiones preferidas: la de poner en liza los conceptos de “libertad” y “destino”. A partir de esa coartada, nació todo lo demás y todos mis personajes. Ese “todo lo demás” tomó luego sus caminos propios y yo fui el principal sorprendido, como debe ser cuando se escribe, porque si lo que tienes al principio, es exactamente lo mismo que lo que alcanzas al final, el asunto no tiene mucha gracia.

¿Qué escritores te han influenciado a la hora de escribir?

Si hablamos de escritores ceñidos a la literatura fantástica, debo nombrar a Tolkien, Sapkowski y G.R.R. Martin. El primero hizo que me enamorara de la literatura, el segundo, que muchos años después, regresara al género y tomara conciencia de que se puede hacer literatura de primer nivel hablando de mundos dominados por la espada y la magia. El tercero, confirmó lo anterior y me recreó en la idea de que cualquier mundo interesante estará dominado por la complejidad y las contradicciones.

Si hablamos de escritores no ceñidos a la literatura fantástica, entonces incumpliría mi promesa inicial de ser breve.

Otro género que dominas es el relato, tanto aquí en Harwin como en tu blog lo podemos comprobar, ¿tienes pensado publicar algo en papel con estos?

Gracias por eso de que, “dominas”.

En 2014 ya publiqué tres de mis relatos en una colección de cuentos junto a otros escritores. Y antes o después espero que algún editor se fije en mis ya numerosos relatos para llevar a cabo un proyecto editorial interesante con ellos. Disfruto (casi tanto como sufro) escribiéndolos, y desde hace unos tres años he encontrado tiempo, aunque a veces me fustigue con la idea de que soy rematadamente vago, para compatibilizar el proyecto de una novela con historias más breves.

Lo cierto es que el relato me parece un género con un potencial y unas posibilidades increíbles. Lo que Borges, Cortázar, Poe, Carver…, me han dado, nadie me lo podrá quitar nunca.

Sé que esto es como preguntar a qué hijo quieres más pero… ¿algún relato que le tengas especial cariño?

Varios, “El mar de los otros”, “Blasfemia B(l)oom”, “Culpable”, los apuntes de mi heterónimo Romero… cada uno de ellos me permite tratar de un modo concreto mis obsesiones generales.

Y ahora, ¿cuál es tu siguiente proyecto?

Seguir escribiendo relatos. Seguir publicando casi a diario en Twitter, un mundo que desconocía hasta hace unos meses y que me tiene sorprendido. Y comenzar a documentarme para mi tercera novela; tengo la idea más o menos trazada, tengo el lugar, que será Madrid, y tengo a los personajes principales.

¿Qué es lo que más te gusta de escribir?

Me gusta decir (sin ganas de herir sensibilidades) que mi personaje de ficción favorito es Dios. Y estoy convencido, de que nosotros mismos somos relato. Cómo no me va a gustar entonces escribir, si al hacerlo ficciono sobre una ficción, y juego a ser yo mismo Dios, o lo que es lo mismo, a ser mi personaje de ficción favorito.

Y para terminar, ¿algún consejo que les puedas dar a nuestros lectores y escritores para animarse a publicar sus trabajos?

No me gusta pontificar y de todo hay en la viña de la literatura, pero quien quiera ser escritor y publicar (no digo comer de ello, eso ya es ciencia ficción, aunque yo particularmente aspiro a alcanzar ese género), deberá leer mucho, deberá escribir mucho, y deberá equivocarse mucho. Esto obliga a corregir una y otra vez, a levantarse una y otra vez, y a preguntarte a menudo por qué narices a uno le toca esta condena y no cualquier otra, sin bien no negaré, que no es de las peores.

¡Muchísimas gracias, Carlos! Esperamos que tus libros tengan una gran acogida y unas mejores ventas.

A los lectores que les haya picado el gusanillo y quieran leer estas novelas, se pueden adquirir de diversas maneras y de diferentes formas. Leed este post   que ha publicado Carlos en su página web y averiguad cómo.

En cuanto a mí, queridos lectores, me despido dándoos una razón más por la que el artículo de hoy era especial: es el último en una temporada. Durante algunas semanas tendré que dejar de escribiros y contaros más curiosidades culturales. Pero prometo que antes de que comience el período vacacional, en términos de calendario académico, estaré de vuelta.

Ya sabéis que si queréis dejarme alguna sugerencia o comentario podéis hacerlo tanto a través de un comentario aquí en Harwin como de nuestras redes sociales. ¡Las alas están abiertas de par en par!

ಶೀಘ್ರದಲ್ಲೇ

 

Gloria Montengro

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Gloria Montenegro

56 publicaciones

La cultura, si no la defendemos nosotros, no se defiende por sí sola. "Una lengua es más que una obra de arte; es matriz inagotable de obras de arte" Castelao

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz