Relato 12

Relato 12

Escrito por hitoito el 8 abril, 2015

hitoito

21 publicaciones

Veamos…
Estoy aquí. ¿Qué es aquí? Lo que no es allí, supongo.
Espero. Sí, espero. ¿Qué espero?, os preguntaréis. Espero porque tengo paciencia, y tener paciencia es una virtud. No todo el mundo la tiene, y muchos no saben ni lo que es, verdad.

Bien, espero y estoy aquí, en una habitación sin ventanas, con dos jarrones horribles y solo, completamente solo.
Estoy sentado en una incómoda “butaca” (si es que se le puede llamar así).
Comienzo a moverme nerviosamente a un lado y a otro de esa especie de mueble sueco, no sé por qué, pero estoy comenzando a sudar y me tiemblan las manos.
El temblor se va extendiendo a todo el brazo, y la sensación es que no puedo parar de moverme en ese asiento, no. La sensación es angustiosa. Temo por mi vida.
Las paredes comienzan a moverse. Entonces decido cerrar los ojos. Cuando era niño y algo me asustaba, siempre lo hacía.
Cierro con fuerza mis párpados y pienso en aquellos maravillosos pasteles de queso que hacía mi madre; incluso puedo sentir el aroma, el dulce olor azucarado en el asfixiante cubículo en el que he sido confinado, sí. Mi madre se acerca a mí y me ofrece un trozo, yo acepto. No quiero volver a la realidad, no quiero abrir los ojos y ver aquel horror que se cierne sobre mí, como si de un ave rapaz se tratara y yo fuese el incauto roedor que sale de su madriguera.

Como aquel trozo de pastel de queso con cuidado de no atragantarme, lentamente. Todo con tal de no volver a ver aquella horrible visión, pero algo se vuelve contra mí. Mi madre me quita el pastel de queso de un manotazo y me dice: «¡Me avergüenzo de tener un hijo como tú! Eres estúpido. Eres lento. Eres un tarado. Y ojalá no hubieses nacido nunca. ¡Ojalá estuvieses muerto!». Entonces dejo aquella ensoñación y, casi sin quererlo —porque no quería abrir mis ojos, los de otro quizás; los míos no—, abro los ojos súbitamente, y vi que las paredes ya no eran paredes y que no estaban donde debían estar, sino a dos palmos de mí. Ahora tenía enfrente la pared que antes estaba a unos veinte metros, la tenía delante de mis narices.

Comienzo a arrastrarme por el suelo en un intento inútil de escapar, quizá lo logre. Repto cual gusano por aquel suelo que se me asemeja a la base de un ataúd. Empiezo a moverme más y más, ahora ya no puedo seguir adelante, pero tampoco puedo volver a la butaca, porque ha desaparecido completamente, y con ella los dos jarrones de porcelana blanca.
Estoy atrapado, atrapado, no puedo avanzar ni hacia adelante ni hacia atrás, no, no, no, no… me lamento. Entonces lo veo claro y vuelvo a cerrar los ojos, pero esta vez no veo a mi madre y a su delicioso pastel de queso. Esta vez veo la habitación en la que estaba, la sala de espera del dentista, pero… pero había algo que antes no estaba, y algo ha desaparecido. Lo que ha desaparecido es la puerta, y lo que ha aparecido ante mis ojos, en un mayor estado de lucidez, es una ventana, abierta y a través de la cual entra una luz tan atrayente como cegadora.

Me siento como una polilla que es atraída hacia la luz, me siento como ese insecto en estos momentos. Comienzo a acercarme a la luz y no lo dudo, no tengo miedo ahora. Es una sensación muy placentera. Ha desaparecido todo el desasosiego que me invadía, ahora estoy bien, realmente bien.

Espero llegar pronto al suelo. En la caída se te va todo el miedo, el miedo se va. Ya no importa nada, sólo el viento cortando tu piel, nada más.

Ya no abriré los ojos nunca más, pero mamá me estará esperando con su pastel de queso aún caliente.

Publicaciones relacionadas

hitoito

21 publicaciones

Soy el que escribe en la sombra. El sombrío ser que derrama la tinta sobre el papel mientras todos y todas dormís. El que se oculta tras las palabras con el objetivo de desaparecer con ellas. La vaga y lejana música que suena desde un piano desvencijado por el paso de los años. El encanto de un libro polvoriento que descansa abandonado en algún recóndito estante de una biblioteca desolada.

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz