Lágrimas de una noche de verano

Lágrimas de una noche de verano

Escrito por Ártico el 9 abril, 2015

Ártico

2 publicaciones

Suena una música demasiado triste como para describirla bien, es de esas melodías delicadas que se acarician por el arco de un violín más que usado por manos expertas. Suena tan nítida, tan perfecta, tan profundamente melancólica que en tu cabeza se dibujan los dedos del músico pisando las cuerdas para sacar las notas afinadas correctamente.

Suena una música demasiado triste y él recuerda, recuerda tiempos mejores que ya no vuelven, recuerda días en los que la risa mandaba y las sonrisas eran imposibles de borrar. A veces todavía despierta con la sensación de que todo cambiará, de que en algún momento el mundo recapacitará y decidirá volver a ese punto inconexo del pasado en el que todo estaba bien, en el que, al menos, así lo pensaba. O así lo sentía.

Suena una música demasiado triste y es difícil no abrir la ventana en pleno agosto y mirar al cielo con cierto aire de nostalgia, de cuando el calor lo sentías en la piel y no en los recuerdos, de cuando querías que el tiempo pasara rápido porque valía la pena, de cuando tenías alguien por quien luchar de verdad. O eso creías.

Suena una música demasiado triste y no hay quien resista la tentación de pedir un deseo al ver una estrella fugaz en una noche como ésa. Y nadie la resiste.

Publicaciones relacionadas

Ártico

2 publicaciones

"Cualquier cosa que no gaste años de tu vida y te conduzca hacia el suicidio, difícilmente merecerá ser hecha." La extraña mezcla de un alma bohemia y un detective de novela negra.

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz