ArtglOH! – Baltasar y Franco

ArtglOH! – Baltasar y Franco

Escrito por Gloria Montenegro el 23 marzo, 2015

Gloria Montenegro

56 publicaciones

Xush kelibsiz otra semana a ArtglOH!    

Existen cosas que nunca pensaríamos en juntar y, sin embargo, al hacerlo, conseguimos resultados inesperados. El chocolate con chorizo, tomates con azúcar, Kas con Coca-Cola… Sí, son mezclas extrañas que a primera vista no convencen, pero si nos atrevemos a probarlo quizá comprobemos que no es tan malo como parece.

En el episodio de hoy os traigo una mezcla de este tipo:

Mirra y Generalísimo.

¿Qué se os ha venido a la mente? ¡Exacto! El Rey Baltasar y Francisco Franco.

Dos personajes que jamás hubiésemos pensado en juntar, ¿verdad? ¿Qué pinta un Rey Mago con el dictador que marcó la historia de la España del siglo XX? No os preocupéis, queridos lectores, todo tiene su porqué.

Y es que hace unas semanas este pequeño cómic comenzó a formar parte de mi biblioteca. Descubierto gracias a DNM y una amiga, en el Salón del Cómic y Manga, Las Aventuras de Baltasar y Franco ha conseguido hacerme ver a este segundo de una manera que no me esperaba: entrañable.

Dejando a un lado temas políticos e ideológicos, la extraña pareja que estos dos personajes forman y sus vivencias juntos os seguro que no podrá dejaros indiferente.

Sus creadores, Isa, Cristina, Diego (DNM) y Pablo, nos cuentan la creación de este tebeo:

¡Muy buenas, chicos/as! Comencemos por el comienzo, valga la redundancia, ¿cómo llega a vuestra mente la idea de hacer este cómic con estos personajes?

Isa: Una mañana, compartiendo sala de estudio en una biblioteca, Diego y un amigo estaban hablando de cómics y mencionaron los de Art Baltazar y Franco Aureliani (Tiny Titans). Cris y yo, al oírlo, nos echamos a reír y empezamos a imaginarnos una serie de TV con los dos personajes. Fue tal la bobada que nos dio, que salimos de ahí con varios capítulos pensados, hasta teníamos a los actores ideales en mente (lo de estudiar se olvidó en un momento). Días más tarde, cenando con Pablo, le comentamos la idea y dijo que si queríamos, podíamos hacer un fanzine: lo escribiríamos entre los cuatro y él lo dibujaría.

Todos conocemos la figura de El Generalísimo y lo que éste causó en España, sin embargo en el tebeo se le llega a coger cierto cariño. ¿A qué se debe que quisierais darle este enfoque al personaje?

Pablo (dibujante del cómic): Creo que hay que intentar escribir y dibujar lo contrario de lo que el lector espera. Si haces un tebeo paródico en el que Franco tiene un gran protagonismo, lo intuitivo sería ridiculizarlo como un personaje lamentable al que hay que odiar… Me parece que da más juego darle la vuelta y verlo como un pobrecito entrañable. Nos reímos de él poniéndole de fascista prepotente y racista, obviamente, pero también insistimos en el aspecto tierno, en que parezca un personaje sensible, tímido, etc. porque es inesperado. No creo que haya muchos personajes que tengan ese contraste. En cierto modo, es como llevar el Hinkel de Chaplin al extremo, en lo despreciable y en lo vulnerable.

Yo diría que fue el diseño que hice el que llevó a Franco en esa dirección. En cuando lo puse en un papel como un personaje redondo y modosito, los guiones tiraron en esa dirección. Nunca venía en el guión, pero me preocupé por dibujar a Franco siempre con alguna postura o un gesto infantil, muy vulnerable y ajeno de lo que pasa a su alrededor. Cuando se enfada, la mayor parte de las veces está más “molestito” que enfadado.

Todo en este cómic tiende a crear ese ambiente naif que contrasta con el contenido político. Hace 20 años, esto seguramente habría salido como una revista en blanco y negro con un dibujo anguloso y lleno de manchas. Nosotros nos hemos decidido por algo que por su estética parece inofensivo. Un dibujo limpio, colores brillantes, el aspecto de un álbum francés…

Las aventuras de ellos son de lo más variopintas: atentados de ETA, visitas guiadas por Hitler a Mauthausen, viajes a África, etc. ¿Cómo se os ocurrieron las aventuras que surgen en el cómic?

Cristina: Una vez concebida la pareja de Baltasar y Franco como dúo aventurero, los posibles episodios llegaron solos. Algunas de nuestras ideas al respecto se basaban en momentos históricos (ya fueran del periodo franquista o no), otras eran completamente originales, y otras eran calcos de cualquier capítulo de sitcom (género al que seguimos muy de cerca).

Teníamos, de hecho, un archivo con un sinfín de posibles aventuras para nuestros personajes, así que nuestro problema no era la falta de creatividad, sino la falta de criterio a la hora de limitar nuestras ocurrencias. Luego, tras un duro proceso de selección, conseguimos escoger las aventuras que consideramos que funcionarían mejor en un mismo tomo y que podrían dar más de sí.

¿Nos podríais dar algún consejo de cómo hacer una parodia original, para nuestros escritores?

Pablo: Querría decir sólo una idea, pero se me ocurren varias. Si alguien quiere hacer una parodia, que su principal motivación no sea el dinero, que no sea porque cree que va a atraer más público que con un argumento original. Creo que la motivación para hacer una parodia debería ser algo más espontáneo, un verdadero interés por lo que estás haciendo.

La otra recomendación me viene por cómo hicimos este fanzine. Creo que puede ser interesante que toda la gente que quiera escribir pruebe alguna vez a hacerlo en equipo. Es más difícil determinar quién es el autor concreto de tal idea o de tal frase del resultado final, es más difícil organizarse, pero te da mucha seguridad en lo que estás haciendo. Juzgas las aportaciones de los demás, los demás juzgan las tuyas y, al final, acabas con la sensación de que lo importante no es el ego de autor, sino que el guión salga de la mejor manera posible, que consiga las reacciones del lector que quieres.

Aunque creo que somos bastante elegantes, no podemos negar que el fanzine es bastante extremo. Tiende a un humor un poco polémico que podría ofender a alguien demasiado sensible. Lo curioso es que no recordamos ningún momento en el que nos autocensurásemos. Hay una viñeta con cenizas de un campo de concentración que sí nos llevó a discutir si era de mal gusto, divertido o ambas. Aparte de eso, no hay más autocensura.

Este momento en sí es bastante fuerte, la verdad.

Por eso, lo que nos entró fue miedo. Mientras íbamos escribiendo y dibujando, en 2014 salían más y más noticias de detenciones de tuiteros de izquierdas, de manifestantes… Ha habido en este último año una gran represión por parte del Gobierno, y nosotros éramos más sensibles que nunca a este tema. Por otro lado, la frase de la contraportada que dice “que os van a pegar” es real, ocurrió. La madre de Isa también tenía miedo de que fuese alguien a darnos una paliza por publicar esto.

En ese sentido, creo que tiene lógica que hayamos decidido autoeditarnos en vez de acudir a alguna editorial. Nunca se nos pasó por la cabeza presentarle este cómic a un editor, y no nos arrepentimos. Hubiese sido insoportable aguantar las dudas y las limitaciones que nos impondría otra persona desde arriba. Creamos la editorial Hipiti Lover en exclusiva para este cómic, que ya te puedo decir que para bien o para mal es también el último en el que saldrán estos personajes.

Una pena que sea el único número de estas aventuras, personalmente creo que es muy entretenido si sabemos dejar al margen ciertos ámbitos.

¡Muchas gracias chicos/as por vuestro tiempo! Ojalá tengáis más proyectos así y que os vaya muy bien con ellos. ¡Estaremos atentos!

 

¿Qué os ha parecido, queridos lectores? ¿Os han entrado ganas de leer este cómic? Podéis adquirirlo en tiendas de Madrid o enviando un correo a [email protected]. ¡Os lo recomiendo!

Me despido por hoy anunciándoos que la semana que viene os contaré qué concurso nos depara el mes de abril a los escritores Harwin. Os recordamos que aún estáis a tiempo de participar en el de este: Poetisas y poetas del siglo XX. ¿El premio? Un apartado en la revista de Harwin y otro premio muy muy especial que no me permiten adelantaros, pero valdrá la pena, ¡seguro!

Acudid la semana que viene a ArtglOH! y averiguad más sobre esto.

Keyingi haftada

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Gloria Montenegro

56 publicaciones

La cultura, si no la defendemos nosotros, no se defiende por sí sola. "Una lengua es más que una obra de arte; es matriz inagotable de obras de arte" Castelao

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz