Encuentros y desencuentros. Frank Stella y la Alhambra

Encuentros y desencuentros. Frank Stella y la Alhambra

Escrito por pelodetormenta el 3 febrero, 2015

pelodetormenta

4 publicaciones

Artículo publicado originalmente en la comunidad Mirarte como parte del proyecto GrinUGR.

¿Cómo podemos relacionar y estudiar dos formas artísticas tan dispares como los dibujos geométricos de la Alhambra y la obra del americano Frank Stella? Diferentes obras de Frank Stella, las cuales buscaban la absoluta ausencia de elementos externos a la propia obra como los Shaped Canvas, los Black Paintings, la serie Moby Dick o sus últimos trabajos como las Scarlatti K. Series, guardan una estrecha relación con la geometría alhambreña.

Pero ¿cómo? Partiendo de un axioma común, el formalismo, que abarca tanto la experimentación matemática en los entramados de mosaicos islámicos hasta las últimas obras de un pintor tan alejado de la Alhambra. El formalismo en la obra de Stella crea un espacio de discusión interesante ante otras manifestaciones artísticas, dado que su obra se centra en lo puramente visible para el espectador, intentando esquivar, tal vez, una de las primera disidencias que encontramos entre ambas: la problemática del decorativismo como características de la abstracción.

El formalismo fue la corriente estética que sustituyó las clasificaciones historicistas y miméticas de la obra de arte en pos de valores centrados en la forma, la especificidad. Surge como reacción a las corrientes del romanticismo y del realismo, a mediados del siglo XIX, y definirlo como tal es delimitar aquellas características en la obra de arte que son puramente artísticas. El formalismo, más que una teoría construida de una sola manera y con unos principios asentados en una teoría inmovilista, es de una corriente creada a partir de las aportaciones de los diferentes teóricos formalistas a lo largo de su evolución y trabajo, siendo paradójicamente una de las características que el formalismo contempla para clasificar la obra de arte. El formalismo afirma la autonomía del arte (La Rubia, 453), en cuanto que se preocupa por aquellas características propias de la obra de arte, como son lo lineal, lo pictórico, la perspectiva, las formas cerradas o abiertas, la unidad… Y esto no implica necesariamente que una obra de arte rechace el comunicar sentimientos u opiniones, sino que sería una de las formas de discernir y marcar el límite entre lo que es arte y lo que no es.

En este caso, la propuesta consiste en centrar la atención en el caso de la Alhambra para engarzarla, en ciertos aspectos, con algunos momentos de la obra de Stella. Esta construcción nazarí ha contribuido con fuerza al análisis de las formas geométricas del mundo islámico, dada su riqueza decorativa y patrimonial: en el siglo X, la teoría estética se desarrolló significativamente, afectando a las manifestaciones artísticas en el pensamiento islámico y su arte. Esto tendrá una fuerte influencia en las artes decorativas, muy habituales en el arte nazarí en particular y en el arte islámico en general. En el caso de la Alhambra, esta decoración se centra en los mosaicos a base de polígonos repetidos, creando patrones infinitos que se basan en la matemática y la capacidad de repetición de estas figuras. Se trata de parámetros que enlazan más con la matemática y la ciencia que con lo azaroso que podemos atribuir al arte. La relación que guarda el arte islámico con la ciencia es importante, principalmente por el lugar privilegiado que ésta guarda en el Corán. Según Burckhardt, se sabe que el Corán pone el acento de la razón, en el oficio, el ornamento y la ciencia, y no en el aspecto religioso; especialmente, si se trata de ciencias basadas en axiomas racionales como son el número y la lógica. Por otro lado, esta admiración por la ciencia y sus axiomas sirve de explicación para diversos fenómenos cosmológicos que forman también parte de la simbología del Corán, por lo que este cientifismo muestra una doble vertiente: por un lado, la netamente científica y, por otro lado, la influencia en el esoterismo de la religión musulmana (Burckhardt, 4). En la Alhambra y su ornamentación, hay una importante presencia de la decoración geométrica mediante azulejos polícromos (Hernández, 52) que además, comparten importancia visual con toda su arquitectura. Se trata de una técnica tremendamente elaborada que requiere un trabajo meticuloso y numerosos pasos a seguir para que se realice correctamente.

Una de los primeros aspectos a resaltar es la creación azarosa pero coherente que los mosaicos de la Alhambra crean, basándose en una construcción matemática interna del diseño. Los nazaríes basaban la construcción del diseño partiendo de un sólo dibujo (Hernández, 52), lo que facilitaba la tarea de decorar un gran espacio sin dejar hueco. Una de las más importantes similitudes que guardan los diseños de la Alhambra y la obra de Frank Stella la encontramos en la comparación con la serie Shaped Canvas. Estas obras guardan cierta similitud a los procesos para crear las diferentes disposiciones de estos cuadros, de manera que sean armoniosos en color, pero también en forma. Se trata de lienzos recortados y cuadros monocromos, cuya disposición no es casual ni azarosa, sino todo lo contrario: Frank Stella señala muy bien el límite de sus obras de manera constante, al suponer un estado dentro del cual el contenido se va distribuyendo sucesivamente y a la vez se ve conectado por el paso de trazos que constituyen una forma geométrica.

rawmeyn2482216472

Shaped Canvas, Frank Stella. Foto por Rawmeynkd.

En este aspecto, el marco del lienzo es una figura que se construye a partir de los fines o los inicios del trazo. Este juego se va guiando y se crea marcado por las figuras que se entrecruzan en los cuadros, además de la acción del color al entrar; éste no se pierde en la expresión, sino que es interrumpido por la misma obra de arte. El contenido de los cuadros está creado en base a una secuencia de líneas rectas, o franjas de color que van marcando la dirección del lienzo, todo ello mediante giros, líneas… formando un efecto tridimensional. De hecho, otra de las convergencias que ambos ejemplos muestran es el paralelismo circular entre música, matemáticas y geometría.

El aspecto lírico formal también aparece en el arte geométrico de la Alhambra mediante la escritura cúfica y, en el caso de Stella, en la obra Moby Dick, donde hace referencia al formato.

Detalles geométricos de la Alhambra. Foto por Robven.

Detalle de escritura cúfica (Alhambra). Foto por Frank Kovalchek.

 

bernardoh

Moby Dick, Frank Stella. Foto por Bernardoh.

Al buscar el paralelismo con el arte geométrico de la Alhambra, se debe tener en cuenta un punto de vista antropológico en el que podemos dotar de simbología a una estructura geométrica, al darle un valor culturalmente apropiado. Hernández, en Desde el estudio de los elementos de simetría de los mosaicos de la Alhambra hasta la creación de nuevos diseño, argumenta que el propio orden y selección de determinadas formas simétricas son las que corresponderían a una cultura o a otra. Y esto, que podríamos llamar “estilo”, es la metodología científica en que se basaría un historiador o historiador del arte para explicar el cambio formal, independiente según esta reflexión a un aspecto externo a la propia problemática del elemento artístico.

En el caso de Frank Stella y el dibujo geométrico, las convergencias demuestran que pueden verse como variables de una misma problemática artística. El hecho de que Frank Stella elija polígonos regulares o curvas para estructurar sus trabajos ofrece una perspectiva teórica en la que el arte bebe de otras ciencias para emitir sus juicios. Quizá sería posible hablar de probabilidades matemáticas a la hora de estructurar sus cuadros y en las diferentes maneras que hay de solucionar estas problemáticas ante una construcción que requiere ser armoniosa y nueva cada vez.

Sin embargo, hay una cuestión presente: la polémica línea entre la obra de arte y el decorativismo del que hace gala el arte geométrico del islam, cuyo fin es ”decorar” en muchas ocasiones inscripciones cúficas con versos del Corán. En ese caso, es evidente que las obra de Stella deja lejos ese tema en las obras que se han escogido aquí, aunque es cierto que muchos de sus trabajos podrían caer en la discusión decorativa sin más.

Bibliografía utilizada:

Díaz Soto, David. ”Michael Fried y el problema formalista del tiempo en las artes plásticas”.[online] En, Sociedades en crisis: Europa y el concepto de estética.[online] 3-3-2014,Madrid: UAM, 2011

Hernández Rojo, F.; La Rubia de Prado, L. Arte y geometría. Granada: Universidad de Granada, 2010

La Rubia de Prado, Leopoldo. ”La autonomía del arte: de Wassily Kandinsky a Frank Stella”, Separata Revista ”Estudios Filosóficos”. 181, Vol LXII (2013). pp. 449-474

Publicaciones relacionadas

pelodetormenta

4 publicaciones

Crítica de arte-becaria multitarea a la que Instagram y Facebook se le quedan chicos. Bloguera cultural nacida al cobijo de blogger, de las comunidades messenger, livejournal y de fotolog. Crítica en general, feminista activa y muchas cosas más, entre ellas, futura socióloga!

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz