La puerta

La puerta

Escrito por Siseia Olvidio el 2 enero, 2015

Siseia Olvidio

18 publicaciones

images

El peso descompensado de la puerta hace que se abata sola. La lámina de acero perforado, guiño a la falsa intimidad, es el causante del movimiento.

La noche es calurosa, una luna rojiza en el cielo azul oscuro. Los perros de la urbanización han cesado su aullido, el silencio guarda más gritos.

Avanzo, me ha llamado la atención en mi paseo nocturno una casa con las puertas totalmente abiertas y las ventanas cerradas a cal y canto. Mi insomnio sonámbulo me ha hecho curiosa, taciturna, y me adentro en un lugar que sale de la lógica de mi vagar.

Subo los peldaños, el olor dulzón de la vida ausente penetra en mis fosas nasales, tan violento como la oscuridad en la que me sumerjo.

Mis pasos chapotean en un líquido viscoso, otra puerta se abate sola, creo, supongo, no están las ventanas abiertas. Voy hacia ella a tientas buscando un interruptor en la pared, ¿por qué supondré que hay luz? Encuentro uno, lo pulso, lo vuelvo a pulsar incrédula al no ver encender la lámpara. El pánico angustioso me invade, mi imaginación se dispara, me asfixio.

Una puerta que se abate, que me conduce a la nada.

Publicaciones relacionadas

Siseia Olvidio

18 publicaciones

Vivo mi muerte tan rápido como bebo mi vida.

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz