Quemasangre

Quemasangre

Escrito por Samantha el 14 octubre, 2014

Samantha

10 publicaciones

Te ha delatado una fachada.

Parece increíble, ¿no?, después de meses en un tira y afloja.

Con lo que nos gustan las cuerdas, ésta ya está más en el suelo que en mis extremidades.

Pero la lucha sigue, las trincheras son lagunas de sangre y en el campo minado ya sólo hay miembros calcinados.

Cargo de nuevo contra ti, pero mi ofensiva es inútil.

Venga, volvemos al principio.

Te he localizado por esa memoria fotográfica que en ocasiones tanto he odiado tener.

Una mancha. Una ventana. Unos ribetes. Un cable.

Me perturbó tal descubrimiento.

Cuántas veces habré pasado por allí.

Pero, como no podía ser de otra manera, era miércoles y el cielo lloraba.

Mi pelo se ondulaba y aromatizaba la humedad densa.

Las botas chapoteaban en la piedra.

Y yo, después de sentireme Nicola Tesla, me fui.

Marché llena de satisfacción por las calles empapadas.

Sonreía duro, no sé por qué. No he ganado nada con tal patente.

Sé que a veces soy sociópata, que soy psicópata y neurótica,

que debería ser frenópata y no quedarme en ludópata.

Pero me gusta mucho jugarte, qué le voy a hacer.

No dejo de ser una chiquilla descarriada a la que deberían meter en vereda.

Al final tú no sabes nada y yo tampoco.

Todo son palabras que, como anteayer, mojan y me enfrían los pies.

Y yo quiero que me los calientes. Y que calientes mi cama.

Deslizar los dedos en tu pelo buscando consuelo,

obteniendo sólo mordiscos.

Que me quemes, con cera o con lengua,

agarrándome la espalda hasta separarme las costillas.

Que me trences y tires, marinero. Tienes manos de pirata.

Pero no. Ni así.

Necesito información e investigo sin sentido.

No sé qué buscar, ni qué decir, ni qué escribir.

¿Le haces esto a todas? ¿Todas se desangran?

Eso espero, no me hagas sentir especial, que no vale la pena.

Recárgate y mata.

Invítame a gasolina y olvida el café.

Nos vemos en los callejones.

Ahora sé dónde vives.

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Samantha

10 publicaciones

Pseudoanatomista. Lo que escribo es lo que sangro. Le dedico tiempo a las palabras porque es lo único que me mantiene cuerda.

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz