La no tan virgen suicida

La no tan virgen suicida

Escrito por Zoilo Muiño el 28 octubre, 2014

Zoilo Muiño

9 publicaciones

La vi bailar, la vi bailar.

Y me bailaron los sentidos.

Quise inventarla, inventarle

hogares cálidos en mi cama

desmontando, sin remedio ni dolor,

Roma en anagramas.

Quise escribirla, quise escribirla.

Quise morir, quise ahogarme

en sus ojos azules,

quise quedarme,

conquistar países

y ahora son color tierra

donde echar raíces.

Quise calmarla, quise tomarla.

Quise encontrar la manera,

la manera en la que amarla.

Quise por fin recuperarla

con el corazón hasta los dientes armado.

Nunca se es tan listo

como cuando se intenta enamorar,

ni tan tonto

como cuando se está enamorado.

 

Ha caído el cerezo sin hacer ruido

y eso que tenía quien le mirase.

Se desprendió de vivir y ha vuelto

donde los cerezos nacen:

la tierra mojada con el pelo suelto,

desarraigada de la vida que planté.

Publicaciones relacionadas

Zoilo Muiño

9 publicaciones

Hago cosas, y me río bastante. Perdón por la mala letra y las buenas palabras.

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz