Esto no es un poema de amor

Esto no es un poema de amor

Escrito por Rebeka V. el 1 octubre, 2014

Rebeka V.

40 publicaciones

Hoy el cielo ruge y luna se muestra para
que se corran las nubes.

Hoy el miedo sigue, la soledad avanza
con paso firme, pero huele a lluvia.

El cielo llora de la risa y a mí
me da por sonreírle.

Los rayos iluminan mi habitación,
un lugar donde me escapo cuando
necesito volar sola.

Las mantas me acarician, se acurrucan
a mi lado, brotan pensamientos como
brotan las primeras flores en primavera.

Pero hoy es otoño, el mes de mudas,
de hojas muertas.

Y sigo aquí parada en este pueblo
de tres calles, viendo rostros familiares
sudando todo el pasado y viendo

su vapor pegado en la ventana de mi cuarto.
Dibujo frases aleatorias con la yema
de mis manos.

Y por arte de magia un poema se escribe solo.
Apoyo mis labios en su cristal frío.

La firma de las marcas de mi corazón
andando de puntillas para no despertar
al demonio que llevo dentro.

El que me da calor, el que me sonríe, me juzga,
me ama, me odia, me quiere en su hoguera para siempre.

Me escapo al cielo, echo la vista atrás, todo
sigue atascado, en perfecta imperfección.

Yo sigo atascada, sueño que yo no soy yo.
Me empapo de la mierda que llevo pegada a mi
espalda, de las alas caducadas en la despensa.

El corazón sabe de latigazos, sabe de bombear
fuerte, sabe dejarme sin respiración y ahogarme
en mi propio oxígeno.

No me hace caso, porque mi mente no para
de echar pulsos con él y la muy zorra
siempre acaba ganando.

Yo tengo miedo, algo que nunca pude quitarme
de encima, una prenda de vestir que se pega
como el neopreno a mi piel.

Y tengo miedo, no logro vencerlo,
mi cabeza me traiciona, noto cómo
cuchillos se me clavan por detrás.

Noto cómo me desangro aquí sola,
apagada, mi luz brilla a oscuras,
de día sólo soy sombra.

Salgo de aquí y sueño, termino de dormir
y sueño, y así vivo loca en mi fantasía.

Las gentes aquí son rostros fijos
pegados a mí. Burlas baratas resuenan
en mis oídos, críticas a los pies

de mi cama suben por mi ombligo
hasta llegar a mi boca, se introducen
por mi garganta haciendo parada en mis pulmones.

Y la chica de ojos triste vuelve a sufrir mal
de amores.

Escribo a lo que odio y amo, escribo
porque pagarme un psicólogo es demasiado
caro.

Escribo porque las letras se me acumulan
en la cabeza, escribo porque mi desastre
tiene forma de métrica.

Escribo porque desde pequeña me acostumbré
a ese diario de páginas con olor a rosas
que ahora guardo en lo alto de mi armario.

Sus hojas se han vuelto amarillas pero
su olor sigue permaneciendo en mi nariz.

Escribo para conocerme más a mí misma
y ver qué me hace llorar y qué me hace sonreír.

Aquí te dejo mi ring de boxeo, mi lucha a muerte
con la vida, te dejo mis miedos pegados
a este folio como se pegan a mis costillas.

Seré feliz con mi drama mientras vivo
esta gran fiesta cuando la vida se acaba.

Te dejo que te claves las dagas y que vivas
tu gran drama con una sonrisa pegada a la cara.

Me marcho en vuelo tal y como vine,
paralizando las letras en este escrito
atisbando mi declive.

Me voy corriendo por mi cabeza y por
la yema de mis dedos, me autocomplazco
con besos en la almohada que es la

que soporta el peso de mis sueños.

Y ahora, sube las persianas,
aunque creas que el día está llorando,
que la oscuridad guarda demasiados

besos para los que están temblando.

Que yo cuando me voy corriendo
me entran ganas de volar y si
algún día yo me escapo…

nunca miro para atrás.

¿Te introduces en mi cuento de princesa inmortal?

Publicaciones relacionadas

Rebeka V.

40 publicaciones

Escritora y soñadora en mis ratos libres.

Comparte esta publicación en

Comentarios

1 Comment en "Esto no es un poema de amor"

Recibir notificaciones de
avatar

Ordenar por:   Recientes | Más antiguos | Más votados
Member
3 years 21 days ago

Derramé una lágrima, y te la dedico.

wpDiscuz