Por ser el Elegido

Por ser el Elegido

Escrito por Beapalo el 17 septiembre, 2014

Beapalo

54 publicaciones

Nunca he compartido mi ideología, nunca me he posicionado en un bando o en otro. Pero ayer me tocaron la fibra. Recuerdo la primera —y última vez— que fui a una corrida de toros. Soy partidaria de criticar a sabiendas y me gusta documentarme para opinar. Decidí vivir la experiencia y fui a ver “los toros”. Recuerdo que llevaba una bolsa de pipas y no sé cuántos litros de cerveza. Abrí la primera. Que comience el show.

Se abrió la puerta y salió un toro negro que irradiaba belleza allá por donde lo miraba. Los toreros con los huevos a un lado se escondían detrás de unas maderitas (disculpad mi ignorancia, no sé cómo se llaman, y, tranquilos, creo que podré dormir sin saberlo). Empecé a comer pipas, el toro se acercó por mi rodal, probablemente ahora sería el toro quien tenía los huevos, en vez de a un lado, en la garganta. Sabía lo que le esperaba. Morir sufriendo.

Llegó un “valiente” espadachín —o como se llame, repito que podré dormir— y le clavó un trozo de hierro disfrazado con papelillos de los colores de España. El corazón se me salió, las pipas se me cayeron y la cerveza… la cerveza la quería vomitar. El toro me miró, le vi los ojos negros, como los de mi Chloé, me puse a temblar, me eché a llorar y me fui. Comprendí que iban a matar a un hermano. Me vinieron a la cabeza aquellos otros animales maltratados, torturados, abandonados y asesinados. ¿Podía el hombre ser tan cruel?

Empecé a odiar a todo aquél que maltrataba a los animales. Sentía tanta rabia que pensaba que quizá degollar a todos esos malditos paletos no sería tan malo. Pero me controlé y me callé. Jamás me pronuncié. Jamás les ataqué. Nunca dije nada. Pero ayer me tocasteis la fibra, malditos asesinos. Hoy estoy rabiosa por todo, no sólo por Elegido, ni porque no aceptéis que la gente no tenga mente de asesinos como vosotros y ataquéis hiriendo a aquellos héroes y heroínas que defienden la vida de un animal. Ayer la de Elegido. Estoy rabiosa porque no entendéis que el arte es el teatro, la música, la pintura, los libros, escribir… Estoy rabiosa porque deberíais estar muertos de hambre en una celda, sí, vosotros, los que pegan a sus animales para que les obedezcan, los que abandonan a sus mascotas, los que disfrutan torturando, y tú también, sí, tú, el que me está leyendo y no saca a su perro a pasear.

Descansa en paz, Elegido.

Publicaciones relacionadas

Beapalo

54 publicaciones

Ni escribo todo lo que me pasa, ni me pasa todo lo que escribo.

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz