ArtglOH! – Una respuesta inesperada

ArtglOH! – Una respuesta inesperada

Escrito por Gloria Montenegro el 17 septiembre, 2014

Gloria Montenegro

56 publicaciones

Willkommen  a otra semana de ArtglOH!

Esta semana, queridos lectores, os traigo una reflexión. Una inesperada respuesta a una simple pregunta: «¿Qué cuadro o exposición me recomiendas y por qué?».

Lo que nuestra palomita harwiniana Laura Carmona Ayuso contestó me dejó gratamente sorprendida y llena de ganas por visitar lo que a continuación menciona.

¡¿Quién mejor que una artista para recomendarnos algo de arte?!

He aquí sus palabras:

Los artistas con sus obras consiguen fingir emociones, son creadores de emociones. El color, la línea, la luz, la voz… se encargan de ello.

Es la lectura de emociones lo que en líneas generales busco cuando voy a visitar una exposición de arte o un museo. A veces no sé qué y a quién me voy a encontrar, me dejo sorprender, me dejo enseñar.  Me planto delante de la obra, me dejo sentir, intento percibir lo que el o la artista está queriendo decir. No siempre el mensaje que la obra pretende enviar es el que recibimos, a veces es lo contrario, a veces es el día. Aun así mí interpretación me acompaña siempre.

¿Cómo elijo las exposiciones? Bueno, no es fácil contestar, una respuesta sería lo dicho anteriormente, la búsqueda de emociones. A esto le sumo mi propio interés por ver a un/a artista o una corriente artística en concreto. El hecho de encontrarme en una ciudad u otra también influye para visitar una galería, museo o espacio cultural. Tener a mano las grandes pinacotecas lo hace más fácil (Madrid, Barcelona, Londres…). Podemos tomarnos la visita a exposiciones como maneras de retomar energías, de crearnos una visión más crítica de la realidad.

Sala de Rothko. Tate Modern (Londres)

Para buscar tranquilidad, soledad y fuerza, recomendaría visitar la pequeña sala de Rothko en la Tate Modern de Londres, donde los colores de sus gigantescos cuadros consiguen envolverte. En el Reina Sofía de Madrid, entre otros, encontramos la sensibilidad y equilibrio de los móviles de Kalder, los cuales nos invitan a disfrutar los jardines del museo. En el Kunsthaus de Zurich, al mirar las esculturas de Giacometti, podemos entender la dureza y consecuencias de la guerra.

Con el intento de concretar un poco más la respuesta a en qué me baso para visitar una exposición. Depende muchas veces del momento y necesidad. Durante mucho tiempo necesité ir a ver a los grandes maestros del arte, sus temas, su técnica, los maestros del pasado me prepararon para entender los artistas contemporáneos.

En la actualidad intento unir qué necesito ver con quién me lo puede mostrar. Si necesito una confrontación sentimental, desborde emocional y agresividad plástica, busco exposiciones donde encuentre la obra de Bacon o la gran Louise Bourgeois; no creo que nadie pase indiferente por delante de las gigantescas arañas que dan la bienvenida al Museo Guggenheim de Bilbao, sus muñecos mutilados o los retratos eclesiásticos de Bacon y la dureza de su pincelada.

Maman de Louise Bourgeois

Araña del Museo Guggenheim (Bilbao)

Si lo que quiero es un trabajo más poético y tranquilo, aunque no por eso menos intenso, buscaría las fotografías de Ansel Adams, Walker Evans o Axel Hutt. Las Fundaciones Mapfre y Telefónica de Madrid nos brindan en ocasiones la posibilidad de disfrutar de las mejores fotografías de la historia. Las cercanas instalaciones de Eulalia Valldosera o la dulzura de Ignasi Aballi, donde lo cotidiano cobra importancia, bajo mi punto de vista son grandes referentes de nuestro país.

Ansel Adams Fotografia

Fotografia de Yosemite, edición especial (Ansel Adams)

Finalmente, si lo que quiero es aprender de lo no convencional, no establecido, no académico y con fuerza arrolladora, buscaría el Art Brut o Arte Marginal. Ellos son los que bajo mi punto de vista aportan un inusual, desconocido, íntimo y personal punto de vista. Las obras de dicha corriente son una manera de comunicarse con el mundo, mundo de por unas razones o por otras les dio la espalda. En nuestro país es más complicado encontrar obras de esta corriente, aunque sí es posible visitar a su mayor precursor, Dubuffet. Pero por si alguien tiene la oportunidad, no dejen de visitar la Coleccion Art Brut de Laussanne (Suiza), un lugar especial donde tiene lugar lo que la sociedad a veces pretender esconder o ignorar.

Coleccion Art Brut de Laussanne

Coleccion Art Brut de Laussanne (Suiza)

 

Espero que hayáis disfrutado leyendo está magnífica recomendación tanto como una servidora.

Y, como añadir algo más a este texto sobra, sólo deciros…

Bis nächste woche, aquí, en ArtglOH!

Publicaciones relacionadas

Gloria Montenegro

56 publicaciones

La cultura, si no la defendemos nosotros, no se defiende por sí sola. "Una lengua es más que una obra de arte; es matriz inagotable de obras de arte" Castelao

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz