¡Maldito destino!

¡Maldito destino!

Escrito por Marina DePablo el 28 agosto, 2014

Marina DePablo

34 publicaciones

calle oscura con farola

 

 

 

 

 

¡Malditos destinos!, el tuyo y el mío. No miré las señales, todo me indicaba que tenía que girar a la derecha, en aquella calle oscura, iluminada a lo lejos por la tenue luz de la farola. No lo hice, maldito destino. Mi corazón latía tan fuerte cuando mis pies empezaron a girar a la izquierda, que casi pierdo el sentido. No los guié yo, te lo juro. Y, justo al doblar la esquina, cuando el pie empieza a subir para dar el siguiente paso, allí estabas. La luz de esa farola, a lo lejos, dibujaba en ti perfiles en carboncillo, tu olor se adelantó a mí para poder atravesar hasta el último poro de piel, de mi piel. En ningún momento hubo rechazo, ni por mi mente ni por mi cuerpo. Maldito destino. Quería odiar tu presencia, quería huir, pero mis pies guiabas desde el subconsciente. No quise, pero todo mi ser quedó convertido en una marioneta, manejada con tu mirada y con el perfil de unos labios ya olvidaos para mí. ¡Maldito destino!

Publicaciones relacionadas

Marina DePablo

34 publicaciones

Soy un párrafo por escribir

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz