Que nunca se te olvide…

Que nunca se te olvide…

Escrito por Siseia Olvidio el 13 mayo, 2014

Siseia Olvidio

18 publicaciones

Había salido con sus amigos, la noche propiciaba la tertulia en la terraza. A finales de mayo las temperaturas convirtierón la primavera en un verano anticipado. Se sumaron al grupo varias personas más, entre ellas, Paloma. Él la conocía de casi toda la vida, una chica realmente guapa, de trato muy similar al suyo, o al menos eso creía César.

La charla, la cerveza, les hicieron navegar por el río de los recuerdos, anécdotas sobre el colegio, el barrio. El barrio une mucho, más si es periférico de ésos que siempre entran en algún plan municipal de inserción, intervención o actuación preferente.

Casí sin darse cuenta o quizás dejando que todo fluyera con naturalidad, cruzaba miradas, sonrisas y risas con Paloma, y el típico toma y daca del flirteo les llevó a ambos a tomarse la última cerveza en la ermita, el lugar más fresco y con mejores vistas del pueblo.

La noche brillaba, César casi podía sentir las mariposas revolotear en su estómago. Paloma comentó lo rápido que había padsado la noche para ella, que se sentía muy a gusto con él, como si los años de distancia no hubieran pasado.

—César, ¿qué hora tienes?— le preguntó la chica. —Te lo digo porque mañana es lunes y me has dicho que curras de mañana.— Terminó la frase con una sonrisa y torciendo levemente la cabeza, mostrando, dejando al descubierto la linea de seducción del cuello.

César sacó el móvil del bolsillo, un testigo luminoso parpadeaba en un lado. La luz azul de tener un wasap pendiente de leer. Vio el contacto Esther y leyó el contenido: «Moreno, que nunca se te olvide…», seguido de una carita con ojos de corazón, enviado a las 22.00, leído a las 3.00 de la madrugada.

Sintió una punzada fuerte en su estómago, las mariposas frenaron en el acto su vuelo o chocaron con los cadáveres de las que volaron por Esther, se le había olvidado. Se le olvidó que la amaba.

Publicaciones relacionadas

Siseia Olvidio

18 publicaciones

Vivo mi muerte tan rápido como bebo mi vida.

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz