Lucha interna

Lucha interna

Escrito por Mr Ignominioso el 13 mayo, 2014

Mr Ignominioso

17 publicaciones

La asimilación de la debilidad, la aceptación de la carencia, el reconocimiento del error repetido hasta la saciedad y la fatiga, el desliz hacia la misma vereda de siempre, la superación de nuestro ego y de nuestra voluntad vacua, el intento vano de autocontrol, el freno de mano metido en la sien para no volver a caer.

Las injusticias que me invento para no culpabilizarme, la mierda que reparto por la falta de un algo dentro de mí, el ritual tan nuestro y tan reiterativo, la pérdida de las ganas de reír, el olvido de los sueños y la incapacidad para recordarlos siquiera, las clavijas en los ojos, la soga en las orejas, la sangre de hemorragia interna y la ilusión vistiéndose de luto.

Las exigencias imposibles que me pongo, la ira que me apodera ante vosotros cuando no se cumplen las palabras con actos, la insoportable gana de matar cuando me mienten sobre mentiras, la desazón interna, la duda de uno mismo, de sus valores y de su forma de hablarse.

La apariencia de hablar en positivo, el rintintín en lo positivo que me ayuda a soltar lo que llevo dentro, el ojo del huracán humano en donde la pereza, la autocomplacencia y la estupidez se alían para entorpecerme y consiguen que me sienta más débil, más chulo y más pequeño.

El inventarse historias para no participar, el intento de participación y de nueva reestructuración cognitiva que queda en el aire y que se derrumba sobre mi cabeza cuando menos te lo esperas y más necesario es, la ausencia de estímulos y vínculos reales físicos, la risa por compromiso, la compasión por interés y la lealtad como moneda de cambio.
.
… y lo que queda por luchar
y por suprimir,
modificar,
pulir,
soslayar de mí mismo,

nene.

Publicaciones relacionadas

Mr Ignominioso

17 publicaciones

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz