La hipocresía como moneda de cambio

La hipocresía como moneda de cambio

Escrito por Marina DePablo el 22 mayo, 2014

Marina DePablo

34 publicaciones

Vivimos en un tiempo tecnológico del cual nadie nos avisó, ni mandó manual de instrucciones.
Nunca lo han hecho, ellos mandan, ellos deciden.
Se llamen como se llamen y estén en el punto cardinal que estimen oportuno.
Se llamen políticos, farmacéuticas, multinacionales,… el nombre es lo de menos, es la intención y la poca consideración hacia nosotros, mismamente el ser humano.
Que vive porque le dejan vivir y se desarrolla porque le dejan desarrollarse. Nos ponen y nos quitan a su antojo. No necesitamos ningún dios que, a través del miedo, nos tenga donde quiera tenernos, ya están ellos. Los poderosos, los que deciden.
¡Es por vuestro bien, para mejorar la calidad de vida!
Hay que joderse. ¡Será para mejorar tu ya mejorada calidad de vida!

Y no paran de contar, de hablar, de intentar meternos en esta nuestra cabecita lo bueno que es ser de un lado o de otro, lo bueno que es para tu familia que compres todo lo que hay en el mercado, la mejor casa, ¡porque tú lo vales!, el mejor coche, ¡para que lo disfrute tu polla!, la mejor tele, ¿cómo puedes ver el fútbol en una tele de 32 pulgadas?, ¡tu polla tiene que ver el futbol a lo grande! Te mereces llevar la ropa que se pone X, Y y la tonta del bote, ¡porque tú no vas a ser menos! Y nos las cuelan todas.
Y después nos quejamos de ¡ohhh, mi vida, porque yo no me merezco esto, yo sólo quería tener lo del vecino, que gana 2000 euros, y yo creía que yo, que gano 800, también me lo merecía!, ¿por qué no somos todos iguales?, dice la Constitución que sí.

Nos lavan el cerebro como les da la gana, yo que soy de izquierdas soy el que cuida de tus pensiones, yo que soy de derechas cuido del futuro de tu empresa. ¡Y una mierda!.
Ustedes cuidan sus bolsillos, el de sus hijos, el de sus nietos y el de 20 generaciones más.
Joder, que en pleno siglo 21 nos sigan vendiendo mierda y la sigamos comprando.
Estudie más y lea más. Es la única forma de que no nos tomen el pelo.
Decida con conocimiento de causa el que quiere que le gobierne, porque se ha leído sus propuestas y se ha informado, no por miedo.

Hace aproximadamente unos 100.000 años que habitamos esta tierra y que somos raciones y seres pensantes y, desde ese momento, desde ese preciso y precioso momento, nos estamos jodiendo.
Por favor, no sigan por ese camino de consumismo irracional, llevamos pagando eso ya varios años. Esto es una lucha del pueblo y para el pueblo, basta ya de hipocresía, de que los grandes se crean que somos tontos del culo. Y de que hoy es blanco y mañana negro y decimos «¡sí, bwana!» a todo. Que están jugando al póker con nuestro futuro, el suyo está bien asegurado en paraísos fiscales.

Digámosles a las grandes empresas que manejan económicamente este país que ya está bien de abusos.

Salgamos a la calle a luchar por lo nuestro y a decirles que el pueblo no se va a callar, va a luchar como llevamos luchando décadas, siglos, por las injusticias, por los abusos.
Y a nosotros mismos, pensemos por lo que hemos pasado, para que no vuelva a suceder. Por favor, consumo responsable. Nosotros somos nuestros mejores políticos, así que decidamos de forma racional y estudiada, no por miedo.
Basta ya de creernos a estos hipócritas.

Julio Anguita: «Votad al político honrado, da igual si es de derechas o de izquierdas, votad por el ejemplo que da.»
Ralph Waldo Emerson: «Todo hombre es sincero a solas; en cuanto aparece una segunda persona empieza la hipocresía.»
José Martí: «La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía.»
Edward Young: «El ambicioso es un esclavo de lo mucho que desea, el hombre libre es el que nada desea.»
José Mujica: «Vamos a invertir primero en educación; segundo, en educación; tercero, en educación. Un pueblo educado tiene las mejores opciones de vida y es muy difícil que lo engañen los corruptos y mentirosos.»
Ayn Rand: «Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican con bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en autosacrificio, entonces, podrá afirmar sin temor a equivocarse que su sociedad está condenada.»

Publicaciones relacionadas

Marina DePablo

34 publicaciones

Soy un párrafo por escribir

Comparte esta publicación en

Comentarios

1 Comment en "La hipocresía como moneda de cambio"

Recibir notificaciones de
avatar

Ordenar por:   Recientes | Más antiguos | Más votados
Member
3 years 4 months ago

Yo añadiría otra cita: “el poder político es simplemente el poder organizado de una clase para oprimir a otra”, Marx. A través de dicha reflexión encontraremos el camino a una solución, mientras tanto, a nuestra clase solo nos queda padecer y obedecer,……, y lo sabemos. Un abrazo Marina, y a seguir con estos textos

wpDiscuz