Piedras

Piedras

Escrito por Dianogos el 14 abril, 2014

Dianogos

53 publicaciones

No lo olvides, son las locuras de un melómano amante del pasado y las malas decisiones.

Suena Janis pero como nunca antes. Ahora tiene picos, aristas y SIDA. Ahora se clava en mi costado derecho, se introduce lentamente, roma y oxidada, en mi riñón y se queda allí hasta el siguiente suspiro. Tras la estocada, empieza a salir, provocando el mismo dolor que al principio, ahora anestesiante de otrora dolores del alma, verdugos de felicidad y remiendo de vida impropia.

Brota la sangre negra a cada uno de sus gritos. Los borbotones no cesan hasta que una piedra obstruye la herida. Una piedra grande, pulida por el bermellón durante meses. Esa piedra que siempre dolía, hoy es, sin duda, mi salvadora. Y le agradezco el que no hubiera surcado mi meato hasta el vómito para abandonarme. Sin ella, ahora, estaría muerto.

Janis no se cansará de cantar hasta los veintisiete y yo no podré dejar de escucharla hasta que esa piedra, pulida por la sangre ora roja ora negra, salga víctima de la presión por mi herido costado derecho. Es cuestión de tiempo.
 

Publicaciones relacionadas

Dianogos

53 publicaciones

Educador con aires de escritor. Con muchas ideas que acabaron en un saco tan grande que acabamos llamándolo Harwin.

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz