La Voz Dormida

La Voz Dormida

Escrito por Marc Valdi el 17 febrero, 2014

Marc Valdi

2 publicaciones

En estos días, he tenido ocasión de ver la película “La Voz Dormida” de Benito Zambrano, adaptación de la novela “La Voz Dormida” de Dulce Chacón. La temática gira en torno de la postguerra española y concretamente en las mujeres encarceladas por el régimen franquista así como sus familiares.

Sin duda una película cruda y, por desgracia, real como la vida misma.

Las atrocidades de la guerra, cualquiera, deberían ser recordadas a lo largo de la historia de un país, nación, continente, etc. Y debería ser así para que las generaciones posteriores entiendan que con el odio no se llega a ninguna parte. Sufrir, sufrieron los dos bandos y ambos cometieron barbaridades pero al final solo sirvió para que ambos contingentes se odiaran y dicho odio se alargara a lo largo de los años y hasta incluso hoy haya resquicios de algo que debe ser recordado pero no imitado.

A día de hoy, la Guerra Civil se estudia porque es el pasado inmediato de este país, sin embargo y bajo mi punto de vista, se debería profundizar un poco más. Por el simple hecho de que quienes están aprendiendo sepan lo que ocurrió y el día de mañana se lo piensen dos veces en caso de que surja una situación similar. En ningún caso estoy diciendo favorecer a unos o a otros, simplemente educar desde el legado que nos ha dejado una guerra.

La educación en el pasado ayudaría a la aparición de valores sólidos que en vez de separar, unirían. Lo digo porque, los resquicios que antes he mencionado, están más que presentes y en vez de ser adquiridos para fomentar una convivencia pacífica y basada en el aprendizaje de que hay algo que no puede volver a suceder, perjudican a la educación fomentando el enfrentamiento entre dos extremos opuestos. Y de ahí salen varios tipos de ideologías, las que dicen que un bando era el bueno, las que dicen que el bando bueno era el otro y las que directamente pasan de lo que sucedió (bastante presentes en las generaciones jóvenes).

Que haya un enfrentamiento y que haya pasotismo sobre algo que sacudió las estructuras de este país, no es más que un indicador de que algo se está haciendo mal y eso que se está haciendo mal, desde mi punto de vista, es la educación. Hay que fomentar una educación de calidad para que se puedan abordar temas como este desde la neutralidad para que no se hieran sensibilidades ni tampoco para que haya enfrentamientos, sino todo lo contrario: para que haya comprensión y entendimiento.

Por eso, hay que explotar los documentos y materiales que se tienen sobre la Guerra Civil y promover una educación desde el respeto y el entendimiento (el primero un valor esencial).

La película es un reflejo de algo que ocurría, pese a quien le pese, y muchas veces para aprender y entender mejor una cosa lo mejor es verlo. Y en ese sentido la película refleja muy bien lo que era una cárcel de mujeres. Materiales como estos son los que bien programados pueden ayudar a conseguir los que estoy exponiendo.

Quiero matizar que no pretendo ensalzar a unos y hundir a otros, sino que simplemente quiero que no ocurran cosas como esta y que se pueda aprender de los errores. Porque no puede caer en el olvido el sufrimiento de muchos.

Publicaciones relacionadas

Marc Valdi

2 publicaciones

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz