La caída de los naranjos

La caída de los naranjos

Escrito por Sheila Laso el 13 diciembre, 2013

Sheila Laso

4 publicaciones

Para que luego digan… Y ¿qué tiene CR7 o Messi que no tenga yo?
Una vez entras en la universidad te dejas llevar por los conocimientos que te van inculcando y olvidas parcialmente (o piensas que no tiene importancia) todo lo que ya tenías aprendido: «Universidad, ahora aprenderé todo lo que de verdad me importará en mi vida».
 
Es curioso que lo que más me ha llamado de mi carrera son cosas cotidianas, cosas que ya sabía. Cuando entra el profesor diciendo: «las abuelas, no se sabe cómo llegaron a saberlo, pero el hecho es que eran conscientes de que si el zumo de naranja se deja mucho rato en el vaso sin beber, se “le van las vitaminas”. Esto es cierto, puesto que la vitamina C se oxida fácilmente en contacto con el oxígeno ambiental».
Pero no estoy aquí para una clase de bioquímica aplicada a la alimentación, sino para compartir “lo que las abuelas no sabían”.
 
¿Sabías que el zumo de naranja no te ayuda a prevenir el resfriado?
 
Estudios epidemiológicos (muchas personas, muchos días, muchas condiciones… un tostón, vamos) no han sido capaces de demostrar el papel de la vitamina C en el contexto del resfriado. En dichos estudios, tanto la gente que tomaba vitamina C (naranja) como la que no, acababa moqueando (y no les pusieron películas trágicas, como bien documentan en los artículos). De ahí se dedujo que la naranja no influía en prevenir ni en curar (y el refrán lloró al saberlo). 

Cuando sí que parece funcionar previniendo el catarro común es en el caso de los atletas (Cristiano Ronaldo y Messi estaban muy ocupados, pero consiguieron hacer el experimento con la plantilla del Villanueva del Trabuco, Málaga).
 


Esto se veía venir, nos lo estaban anunciando.
Por lo tanto, si eres una persona con una actividad física muy activa (no vale salir a correr media hora y hacer tres pesas con cada brazo), hoy es tu día de suerte. ¡Ya puedes salir a la calle a menos tres grados en manga corta si te tomas una naranja para desayunar! No te resfriarás y además serás la envidia (o no) de todo el vecindario. 
 
Pero si eres un simple ciudadano más, que lo único que hace con su vida es trabajar, disfrutar de la compañía de la gente que le rodea y del aire libre, no te desanimes, sigue bebiendo zumo de naranja por las mañanas. Obviamente es saludable y si no se ha descrito su implicación en el resfriado, o bien es porque no la tiene, o porque todavía no se ha descubierto. Los científicos están buscando la cura para el cáncer (sí, todos ellos), así que paciencia. Siempre nos quedará comer plátano para el aporte de potasio en los músculos (que la gente no sabe muy bien de qué va, pero bueno, son felices igualmente y si lo dice la tele será por algo).

Publicaciones relacionadas

Sheila Laso

4 publicaciones

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz