EL JABALI DE FAUSTO: Nos reimos, pero la soltamos

EL JABALI DE FAUSTO: Nos reimos, pero la soltamos

Escrito por Aitor Traver el 28 noviembre, 2013

Aitor Traver

7 publicaciones

Hoy, en la sección de música de Editorial Harwin contamos con la presencia de El Jabalí de Fausto, un grupo de Freak Rock que tiene su origen en la población castellonense de l’Alcora. En 2011 Alejandro Cabrera (voz), Jesús Porcar (batería), Ximo Porcar (bajo), José Luís Clausell (guitarra) y Pepo Chiva (guitarra y acordeón) comenzaron a interpretar a su manera algunas canciones clásicas —y otras no tan clásicas— siguiendo su estilo particular. Desde entonces el pueblo ya no sería sólo conocido por las fábricas de azulejos, sino también por los conciertos de una banda disparatada que provoca más de una carcajada.

Estas actuaciones les llevaron en 2012 a recorrer los escenarios de la provincia abriendo para bandas como Poncho K o Altall. Ese año la banda acogió a Juanmi Izquierdo (trombón) y en uno de tantos conciertos quedaron como primeros clasificados en el II Sequiol Rock, un concurso organizado por la castellonense Gaiata de Sequiol con cuyo premio pudieron entrar en el estudio a grabar su primer disco.

Letras guasonas y música que varía entre el Rock, el Heavy Metal, el Ska o algunas canciones de Pop actual, es su carta de presentación. Todo esto lo podéis encontrar en el primer CD, que grabaron en enero de 2013 y que lleva por título el nombre de la banda. Este año se incorporó a la formación Toni Peña al saxo, aunque finalmente El Jabalí de Fausto decidió seguir sin los instrumentos de viento y volver a un sonido más clásico.


 

El pasado 25 de noviembre me reuní con Alejandro, Jesús, Ximo y José Luís en su local de ensayo para que nos cuenten todos los detalles sobre la banda, el disco y sus conciertos. Les hemos hecho algunas preguntas (algunas de ellas con cierta maldad) y esto es lo más destacado (si quieres oír la entrevista completa,pincha en el vídeo de abajo):
 
[youtube http://www.youtube.com/watch?v=tO4C4FPsZEE?rel=0]

%u200BEstoy con El Jabalí de Fausto casi al completo en su local de ensayo y voy a hacerles unas preguntas. ¿Con qué intención surge El Jabalí de Fausto? Es decir ¿Qué pretendéis con vuestra música?
(Jesús) Bueno, El Jabalí de Fausto nace en 2011 y nuestra intención era juntarnos unos amigos, hacer versiones y pasarlo bien un rato. Y nada, Alejandro conocía a José Luís y Alejandro y yo somos amigos. Decidimos quedar una tarde y a ver qué tal y empezamos a hacer versiones, pero sólo para pasarlo bien. Y nada, nos salió una canción, intentamos cambiarle la letra y vimos que nos gustaba y poco a poco fuimos haciéndolo con todas las canciones.
Es decir, que salió de forma natural, no fue una cosa premeditada, ¿no?
(Alejandro) No, es completamente natural. Empezamos tocando una versión de Tierra Santa y José Luís comentó: “hay un grupo que se llama El Reno Renardo que hace esto. Bueno, ¿y por qué no probamos a hacer algo parecido nosotros también?”. Y la idea fue esa. Empezamos a cambiar las letras, a descojonarnos en los ensayos, porque somos los primeros que nos lo pasamos bien, nosotros mismos. Y ahí estamos, intentando pasarlo bien nosotros y hacer que la gente que nos está viendo lo pase bien también.

¿Son ciertas las leyendas sobre la existencia de dicho jabalí?
(Alejandro) Pues sí, Kiko existió en su día. Nosotros en nuestros conciertos, casi la última canción, hacemos un pequeño homenaje a esta historia y la explicamos. La historia surge en que en l’Alcora había un señor, por decir algo… (Risas). Bueno, es una bellísima persona. Es Fausto Justiniano, es mecánico y tiene su taller allí en l’Alcora y es una persona súper divertida, una persona súper cachonda, que no tiene ningún tipo de problema en nada. Y bueno, Fausto durante muchos años tenía un jabalí que se llamaba Kiko. Lo tenía en el taller y desde pequeñitos lo hemos visto pasear por ahí y hacer animaladas a ambos. El nombre del grupo, pues, surge de esta historia. Es un homenaje a Kiko y a Fausto.
De todos modos, si alguien de los que está leyendo esta entrevista se siente curioso, puede leer la historia contada por vosotros en vuestra página web, ¿no?
Eso es, ahí hay un apartado que explica cómo nace todo esto.

Bien, tenéis un primer disco homónimo que se puede adquirir en formato físico o descargar gratuitamente en vuestra página web ¿que podéis contarnos de él?
(Alejandro) Sí, hemos sacado nuestro primer CD. Esperamos que sea el primero de unos cuantos. Este año a principios salió y la idea es esa, que está de manera gratuita en nuestra web, porque nosotros no tenemos intención de lucrarnos con esto. Además, hacemos versiones y cualquiera que quiera puede entrar en nuestra web y escuchar las canciones de manera individual e incluso descargarse el disco completo. También tenemos unas copias físicas para el que quiera.
Y José ¿Qué podemos encontrar en vuestro primer trabajo?
(José Luís) Bueno, en el primer trabajo hemos grabado trece temas de toda índole y clase social. Tenemos desde AC/DC hasta los Beatles, Lady Gaga, y dos temas propios también, para que no parezca que sólo hacemos versiones. Y bueno, se puede encontrar de todo. Desde un vals hasta ska. Rock and roll sobre todo, pues nuestro estilo es el rock y bueno, hay mucha diversidad en este disco.
(Alejandro) Aunque diga José Luís que tocamos Lady Gaga y cosas así, que no se piense la gente que somos algo raro. A ver, todas las canciones las versionamos en rock y lo más importante es que cambiamos las letras, buscamos siempre el humor y pasarlo bien e incluso hacer un poco de crítica.

Bien, ¿cómo es el proceso compositivo? ¿Qué canciones o qué grupos están en vuestro punto de mira a la hora de hacer versiones?
(Alejandro) El proceso compositivo es jauja. Nos juntamos por las tardes y empezamos a tocar, “A ver, ¿qué canción os gustaría que tocásemos?” Y empezamos a tocar y “¡ostia! Pues ésta empalmaría perfectamente con ésta” y empezamos a mezclar canciones y a buscar letras y realmente no hay un patrón a seguir a la hora de componer. Está claro que luego las letras han de tener una coherencia, pero la música no. Tocamos lo que nos apetece, lo que nos gusta y muchas veces destrozamos las canciones directamente.
(José Luís) Todas, todas…
Pero, por lo general es un proceso natural también.
(Alejandro) Sí.
(Jesús) Lo bueno es que cada uno de nosotros tiene su estilo propio. José Luís es más orquestero, a Ximo y a mí nos gusta más la caña y Alejandro y Pepo son los más bohemios y esa mezcla hace que las canciones lleguen a buen puerto.
 (José Luís) También en parte el proceso compositivo es crítica musical a músicos que no se curran nada las armonías y copian literalmente canciones que ya existen. Y precisamente es que es la misma canción, con la misma armonía e incluso con la misma tonalidad. Así que también hay en parte crítica musical entre comillas. 

El disco incluye dos temas propios ¿Cuál será vuestra línea a seguir en el futuro, seguiréis componiendo o preferís las versiones revisadas?
(Alejandro) A ver, es que las versiones revisadas nos dan mucho juego, porque allí donde vayas a tocar, ya sea en casa o a cien kilómetros, la gente las conoce y ahí la baza es que tú les cambias la letra y la gente las puede cantar. Porque realmente, si las están leyendo, la música la conocen. Por eso, el tema de hacer canciones propias está muy bien, pero yo pienso que preferimos de todas, todas versionar.

¿Qué podemos encontrar en un concierto de El Jabalí de Fausto?
(Jesús) En un concierto lo principal es la pantalla, que es donde se proyectan todas las letras y vídeos. Así la gente que está abajo en el público se anima más y se involucra más en el concierto. Y después, pues nos disfrazamos, contamos chistes y van saliendo cosas improvisadas a lo largo del concierto.
(José Luís) Siempre hay alguna cosa nueva.
(Alejandro) Y sobre todo es improvisación, es buen humor, es sarcasmo, es locura…
(José Luís) Es buen rollo, es que la gente pase un buen rato y desconecte de su día a día y se lo pase bien con todos los medios que hay. Con música, con la pantalla con las letras… que es una gracia realmente. Como las canciones son todo versiones, la música la conocen, pero la letra que es la gracia la proyectamos.

Supongo que una banda como la vuestra es propensa en los conciertos a las anécdotas que se graban en la memoria ¿podríais compartir alguna con Editorial Harwin?
(Ximo) Bueno, pues el 22 de septiembre de 2012 fuimos a Madrid, al CIFICOM. José Luís nos dijo que había un festival de frikismo que no sé en qué consistía… en coleccionismo o no sé qué. Y nos alquilamos una furgoneta, una Mercedes Vito. Todo a lo grande. Nos vamos a Madrid los siete y un viaje de cachondeo a tope. Llegamos allí, era un domingo, el acto que clausuraba el festival y, la verdad, había muy poca gente. Se acercaron unos actores de unas series españolas, como es Guillermo Campra de Águila Roja. Nosotros sí que mirábamos la serie y conocíamos a alguno de los que había por allí, pero a parte de ellos había muy poca gente. Ahora os explicaran ellos un poco en qué consistía el festival este.
(Alejandro) Bueno, allí había mucho friki (risas). Gente pegándose con espadas láser. Bueno, de todo un poquito. Gente vestida de Indiana Jones, de Street Fighter. Y lo que comentaba Ximo es cierto, empezamos a tocar y como era el acto de clausura, la gente empezó a recoger y allí se quedó el apuntador viéndonos. Pero en ese momento por allí pasó Guillermo de Águila Roja, María de Cuéntame, la niña pequeña, este chaval que sale ahora en la serie de Vive cantando, que salía antes en Los protegidos y les encantamos. Empezaron allí a ver cómo estábamos actuando, se subieron encima del escenario, bailaron con nosotros… lo dieron todo.

Bien, según tengo entendido, hay una canción vuestra que dice «la que enseñe una teta se llevara esta camiseta» ¿habéis regalado muchas camisetas ya?
(Alejandro) Ufff… vamos… hemos tenido que hacer tres o cuatro tiradas ya (risas).
Y ahora la respuesta de verdad (risas).
(José Luís) Hemos regalado tres. Y una no estaba muy clara, pero como era amiga… “bueno, chica, yo no me acuerdo de verte la teta, pero como eres amiga. Toma, te regalo la camiseta”. O sea, que sí: dos y media.
(Alejandro) ¡Ah, bueno! Una anécdota de esto: como no nos las enseñan nunca, por supuesto no llevamos camiseta preparada para dársela a esa persona (risas).

Dos de vuestras canciones versan sobre la familia real ¿Fijación o coincidencia?
(Alejandro) Fijación. Les tenemos mucha manía.
(José Luís) Dan mucho juego, la familia real da mucho juego y podríamos exprimirlo más, pero ya…
(Alejandro) Somos ligth, ¿eh? Hacemos crítica a la familia real, pero yo creo que en ningún momento llegamos a la ofensa. Bueno, a Urdangarín igual sí (risas).
(Jesús) Yo creo que si las escucharan, les gustaría.
(Alejandro) Independientemente de las ideas que tengamos cada uno, a la hora de hacer las letras, aunque seamos críticos solemos ser bastante respetuosos, porque muchas veces no sabes a dónde vas a ir a tocar y con qué público te vas a encontrar. La gente, como tiene sentido del humor, nunca hemos tenido ningún problema. Pero bueno, siempre procuramos ser un poco cautos en ese sentido.

¿Vuestras canciones sólo tienen intención humorística o hay una segunda lectura?
(Alejandro) Sí, como te comento, un poco de crítica sí que hay, un poco de reivindicación. Hace poquito hemos estrenado un tema que habla del Proyecto Castor, de los terremotos de Vinaroz y nos reímos, pero la soltamos.
(José Luís) Y lleva nombre propio de presidente del Real Madrid. O sea, que sí que es crítica, crítica.
 
Por ultimo, ¿algunas palabras para los lectores de Harwin?
(Alejandro) Pues nada, que los invitamos a que nos escuchen y, mas que a que nos escuchen, a que vengan a vernos, porque sólo con escucharnos no es suficiente. El Jabalí realmente es Jabalí encima de los escenarios.
(José Luís) En directo es donde se explota todo el concepto y donde la gente realmente disfruta y nosotros disfrutamos. El disco, hay que tener un disco, porque… en fin… la difusión es vital. Pero no es ni la mitad de lo que pueden encontrar en un directo.
(Jesús) La gente donde disfruta es en el directo y si vemos que la gente disfruta, nosotros nos venimos arriba para que salga todo mejor.
(José Luís) Aprovechamos ahora para invitarlos el día 21 de diciemb
e en Zorita (Castellón) al pre APLEC, donde vamos como banda invitada.
Bueno, pues muchas gracias a vosotros. Esto ha sido todo y esperamos que haya servido para que la gente que está leyendo esto tenga curiosidad por descubrir nuevas bandas y éste es el caso ahora de El Jabalí de Fausto. Muchas gracias.

 

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=ECpbiuEwdRU?rel=0]

Para rematar este reportaje, voy a hacer una breve valoración de su primer trabajo —El Jabalí de Fausto— con intención, no de dármelas de crítico musical, ya que como he aclarado en otras ocasiones, yo no soy quien para juzgar el trabajo o pisar las ilusiones de las bandas. El CD está compuesto por trece canciones, de las cuales dos son temas propios. Sin embargo, lo primero que destaca cuando coges el disco es la portada. La pista que abre el compacto es UrMANGArín, de la que no hace falta aclarar su temática. Comienza con un guiño a thunderstruck de AC/DC, pero la canción es en realidad una conseguida versión/adaptación de algunas canciones de The Offspring. La letra resulta ingeniosa acerca del duque empalmado. Soy muy friki es Obladi Oblada de The Beatles, una jocosa mofa al frikismo. A continuación, suena Lefa, abierta por una famosísima banda sonora del cine que desemboca en la música de cabecera de los Power Rangers. Seguro que más de uno o de una se debatirá entre la arcada y la carcajada.

Lo cómico de la cotidianeidad también tiene cabida en este disco. No hay papel da un paseo por diversas canciones del pop actual, desde Lady Gaga hasta Mónica Naranjo, contándonos una historia que seguramente nos ha pasado a todos y a todas. Tengo Hambre  es un popurrí de versiones de Village People, por lo que seguramente armarán una buena fiesta en los conciertos. El Ou (el huevo) en lengua valenciana, hace un repaso a diferentes canciones acabando con Sweet child o’ mine de Guns ‘n’ Roses. Un testículo inflado es siempre un tema cómico, sólo espero que su inspiración no sea autobiográfica. Metrosexualvente a Benidorm es un conjunto de dos canciones de Michael Jackson y Pink Floyd, además de alguna que otra sorpresa en forma de pasodoble. Y Camionero es la cabecera de Calimero, una revisión muy marchosa en clave de ska rock.

La primera de las composiciones propias es Mario Moreno Cantinflas, que comienza como un vals, cambia a un Pasodoble y al final muta a un rápido Ska Rock. Cena de Empresa mezcla versiones de La Oreja de Van Gogh, Depeche Mode y White Stripes dando paso a Súper Madre Superiora, que es el otro tema propio incluido en el disco. Es una canción fiestera en plan Ska que nos presenta una nueva súper heroína; monja de día, conversora de infieles de noche. Kiko el Jabalí es otro de sus eclécticos batiburrillos musicales que incluye unos cuantos temas. Entre ellos, revisiones de Lady Gaga, Black Eyed Peas y David Guetta. Es la canción que narra la vida del jabalí que da nombre a la banda. Para acabar, Juanka el Monarka, es la versión de un archiconocido tema de Toy Dolls. La guinda de un disco divertido.

El álbum suena muy bien en general, pero lo más importante es que tras la escucha entran ganas de ver un concierto de ellos. Os animo a que les deis la oportunidad de entrar en vuestras listas de reproducción. Asimismo, me resulta interesante la forma en que esta banda realiza las versiones, ya que no se dedican a coger un tema, aprendérselo y cantarlo con otra letra. Ellos se rompen la cabeza cogiendo un pedacito de aquí y otro de allá y mezclándolo todo para hacer algo diferente.

Contacto
Página web
Facebook
Twitter

NOTA: Si tienes una banda, independientemente de cuál sea su estilo, y quieres que publiquemos aquí un reportaje sobre ella, Editorial Harwin te anima a que te pongas en contacto con nosotros a través de este email ([email protected]).

Publicaciones relacionadas

Aitor Traver

7 publicaciones

Comparte esta publicación en

Comentarios

Be the First to Comment!

Recibir notificaciones de
avatar

wpDiscuz